Brasileña de 101 años y con marcapasos supera covid-19

Río de Janeiro. A sus 101 años, Nair Torres Santos se convirtió en la esperanza de Brasil al superar la enfermedad del nuevo coronavirus (covid-19) y dejar el hospital de la zona norte de Río de Janeiro donde estaba ingresada.

En una silla de ruedas, con un corazón de peluche rojo sobre sus rodillas y una mascarilla, doña Nair dejó el hospital particular en el que pasó los últimos nueve días entre los aplausos del personal sanitario que hizo un pasillo para despedirla con globos ante la presencia de sus familiares emocionados por la recuperación.

“¡Felicidades! ¡Usted es una guerrera! ¡Venció al covid-19!”, le dijo una de las enfermeras a doña Nair antes de dejar el establecimiento de salud.

A inicios de abril se le colocó un marcapasos a Torres Santos, por lo que tuvo que ir varias veces al hospital, pero su familia notó que tenía problemas para orinar, por lo que regresaron al nosocomio, donde el 21 de abril le diagnosticaron covid-19.

La anciana estuvo en la unidad de cuidados intensivo, aunque no necesitó respiración asistida. El pasado domingo, tras mostrar una mejora en su estado, fue trasladada a un cuarto del hospital, donde permaneció hasta que recibió el alta médica este jueves.

“ESTOY FELIZ”
en un video que ella misma divulgó, ya recuperada, la mujer quiso “agradecer a dios por haberme curado y llevarme a casa buena. Estoy feliz por estar con mi familia”, comentó.

Su nieta, Cristiane Teixeira Bastos, de 42 años, quien fue a esperarla al hospital, explicó que su abuela se asustó al principio por la prohibición del hospital de recibir visitas, y que llegó a llorar cuando relató a la familia los días que pasó aislada.

“Cuando le preguntamos si sabía el porqué de la prohibición de las visitas, ella tenía un conocimiento total de la pandemia”, dijo Bastos, quien agradeció al equipo médico del hospital el trato dado a su abuela.

MOTIVO DE ORGULLO
“con 101 años, pasar y aguantar bien [covid-19] la convierte en una guerrera. Para nosotros es un motivo de orgullo muy grande”, agregó Bastos, quien definió a la nueva heroína de Brasil como “una mujer actual”.

“Es una mujer abierta, que por el hecho de no escuchar muy bien, sigue las noticias en la televisión por los labios de los presentadores. También suele dar muchos consejos”, comentó.

Doña Nair se convirtió en una de las personas de más edad en recuperarse del covid-19 en Brasil. Nacida en 1918, justamente el año en el que la gripe española empezó a causar miles de muertes en el mundo, ahora descansará junto a su familia en su vivienda en el barrio de Guadalupe, en la zona norte de Río de Janeiro.

Cuando le preguntaron por sus primeros deseos al dejar el hospital, la centenaria abuela expresó a la familia su deseo de comer “feijoada”, “sarapatel” y “mocotó”, tres típicos platos brasileños.