Se mata contagiado porque no fue atendido

Por temor a contagiar a sus familiares y tras acudir a varios establecimientos de Salud y al no poder encontrar la ansiada atención médica, un joven de 33 años, decidió ponerle fin a su existencia ahorcándose en la huerta de su vivienda utilizando una cuerda para luego terminar suspendido en el aire.

Según sus propios familiares. El occiso no habría soportado los mismos síntomas del nuevo coronavirus y días antes de su muerte en medio de una conversación con sus padres manifestó que ya no deseaba vivir, ante el temor de contagiar a los demás integrantes de su familia.

La madrugada del sábado, el joven aprovechó el cansancio de sus padres quienes eran los mismos quienes se turnaban para acompañar en su dolor a su hijo. Agentes de la División de Investigación Criminal (DIVINCRI) y personal de Salud, acudieron al jirón 23 de febrero, en el Asentamiento Humano Micaela Bastidas en el distrito de Callería.

Las autoridades sanitarias procedieron a levantar el cadáver del fallecido para luego embolsarlo y posteriormente fue apilado en un vehículo lleno de ataúdes con otros cadáveres para ser llevados a sepultar sus restos en el cementerio del kilómetro 20 de la CFB. Mientras los familiares lamentaron lo ocurrido y culparon al sistema de salud de nuestra ciudad.

CEYMO RENGIFO