La OMM advierte fenómenos meteorológicos anormales

Lo que queda del 2020 tendrá eventos meteorológicos anormales: una temperatura anormalmente alta de la superficie del océano en latitudes tropicales en la Tierra, así como un déficit de precipitación en el territorio de América del Sur y la península de Hindustan. Al mismo tiempo, una cantidad anormalmente grande de precipitación caerá sobre Australia, Indonesia y la parte oriental del Océano Índico. Estas conclusiones fueron alcanzadas por el grupo de expertos que redactó el Boletín Global Estacional del Clima para la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Cuatro veces al año, la OMM publica un boletín sobre el clima estacional. Las previsiones se basan en datos de 13 centros mundiales de predicción a largo plazo ubicados en todo el mundo. El 25 de abril, se publicó otro documento que describía las tendencias climáticas en todo el planeta para mayo, junio y julio de 2020.

TEMPERATURAS ALTAS Y LLUVIAS
Los expertos compararon los resultados del modelado basado en observaciones instrumentales recientes con tendencias normales (estas tendencias son curvas construidas sobre la base de observaciones meteorológicas a largo plazo para 1993-2009).

Llegaron a la conclusión de que, en la mayor parte del planeta, la temperatura de la capa superficial de la atmósfera estará por encima de los valores normales durante los siguientes tres meses. Se espera una tendencia similar para la precipitación: en muchas regiones su cantidad será excesiva.

Sin embargo, en casi toda Sudamérica y África, así como en la península de Hindustan, las precipitaciones, por el contrario, serán menos de lo habitual. El archipiélago indonesio y Australia, por el contrario, esperan una lluvia anormalmente alta.

Asimismo, se espera un aumento crítico en la temperatura del agua en las latitudes tropicales de los océanos durante la temporada del verano boreal. Juntos, estos fenómenos indican un posible aumento de los ciclones tropicales y un mayor riesgo para los arrecifes de coral.

EL DAÑO DE LA PANDEMIA
Los expertos enfatizaron que la pandemia de COVID-19 causó un daño enorme a sectores clave de la economía y los sistemas nacionales de salud, y en ese momento es especialmente importante que los gobiernos confíen en pronósticos climáticos precisos, porque el clima también juega un papel crucial en la resolución social cuestiones.

Las organizaciones públicas y políticas internacionales no siempre escuchan los pronósticos de los científicos: por ejemplo, una encuesta reciente de expertos mostró que los principales expertos en el campo de la climatología consideran que las estimaciones del aumento del nivel del mar expresadas por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático están subestimadas.