Ni caso

Hace unos días publicamos la nota acerca del tratamiento que dio un médico en EsSalud a un paciente grave de coronavirus a quien salvó prácticamente de una muerte, ya que no podía respirar y su balón de oxígeno ya se estaba acabando con lo cual lo más seguro era que se venía lo peor.

Al mencionado galeno se le ocurrió buscar a quienes habían superado la enfermedad como donantes de sangre para con ella elaborar un suero que se lo aplicó a la mencionada paciente, quien ya se encontraba en las últimas según la versión de ella misma y ya no tenía muchas esperanzas de vida.

Ella menciona que a las dos horas de iniciado el tratamiento por parte de este acucioso médico, sintió una repentina y milagrosa mejora en su salud y ya no requería oxígeno para respirar y comenzó su lenta recuperación, según nos comenta.

Lo curioso del caso es que este médico no encuentra apoyo ni de sus colegas de rangos mayores, que tiene el poder de decisión, ni de las autoridades que más lo que buscan es la cámara y la peliculina, cuando deberían ver estos temas que están ayudando a salvar vidas.

Ponemos esto en el tapete porque vemos con preocupación que la gente sigue muriendo y ya estamos a punto de llegar al extremo de que los médicos tengan que elegir  a cual paciente salvar, habiendo este tipo de salidas y sin necesidad de la existencia de una vacuna.

Esperemos que dicho tratamiento del médico encuentre eco en sus colegas y en las autoridades de salud de nuestra región, el vicegobernador que también es médico debe estar atento, para que de una vez se inicien todos los tratamientos posibles para tratar de salvar vidas lo más que se pueda y tratar de bajar estos índices que nos están poniendo en los ojos del país y del mundo de esta manera tan negativa.

FERNANDO SÁNCHEZ RENGIFO