Recomiendan adoptar medidas correctivas en Centro Covid

La Contraloría General, a través del Informe de Visita de Control N°001-2020-OCI/0836-VC, recomendó que el Centro de Atención contra el Coronavirus COVID-19 de la región Ucayali adecúe sus ambientes con los sistemas necesarios para recibir y poner en marcha los equipos biomédicos como ventiladores mecánicos, aspiradores  y otros, con la finalidad de tener una atención oportuna a los pacientes que tengan el diagnóstico de la pandemia.

El informe de visita de control señala que se debe poner en conocimiento estos resultados al director del Hospital Regional de Pucallpa, con la finalidad que se adopten las acciones preventivas y correctivas que correspondan, en el marco de sus competencias y obligaciones en la gestión institucional, con el objeto de asegurar la continuidad del proceso, el resultado o logro de los objetivos del Centro de Atención COVID-19.

Mediante el informe, realizado por un equipo de auditores, se identificó como situación adversa que en el Centro COVID-19 solo está operando el área de hospitalización con un total de 30 camas. Asimismo, se detectó que los servicios de cuidados intermedios e intensivos tampoco funcionan debido a que no se contempló la adecuación de los ambientes con los sistemas necesarios para recibir y poner en marcha los equipos biomédicos.

Los equipos entregados como parte de la implementación son: ventiladores mecánicos, aspiradores de supresión y otros equipos no están operando por falta de adecuación del Centro de Atención COVID-19, entre ellos el sistema de aire comprimido y otros componentes necesarios para su funcionamiento.

BALANCE NACIONAL
Durante el período del operativo, que fue del 21 a 24 de abril a nivel nacional, se visitaron 97 establecimientos de salud, los cuales están adscritos al Ministerio de Salud (14), EsSalud (32), Fuerzas Armadas (3), Policía Nacional (2) y Gobiernos Regionales (46). Para cada hospital se emitieron los respectivos informes de control y en ellos se pudo evidenciar que:

La emergencia sanitaria ha provocado una reducción de casi 30% en la capacidad de profesionales de la salud en los establecimientos de salud visitados, es decir que, en promedio, atienden con el 74% de sus médicos, así como el 76% de sus enfermeras (os) y el 72% de sus técnicos (as).

Los auditores contabilizaron un total de 656 camas en las UCI para pacientes con COVID-19, de las cuales 445 estaban ocupadas. Además, se comprobó la existencia de 632 ventiladores mecánicos operativos, de los cuales 453 estaban ocupados.

Tomando en cuenta estas cifras, existen 211 camas UCI COVID libres a la fecha de la visita y 179 ventiladores mecánicos libres, por lo que hay un déficit de 32 ventiladores mecánicos para cubrir la totalidad de camas UCI COVID registradas en el operativo.

Sin embargo, también se detectó que 80 ventiladores mecánicos estaban inoperativos y cincuenta (50) de ellos está en hospitales adscritos a los Gobiernos Regionales.