Gabrielita de Puerto Bermúdez muere en el Hospital Amazónico:

Una niña de tres años murió en la mañana del pasado sábado en el Hospital Amazónico, su madre denunció que no la atendieron adecuadamente por falta de dinero para comprar los medicamentos que solicitaban. Luego de verla morir, lo único que hizo fue retirarla con la intención de llevarla a casa.

Bernardina Napoleón Pérez de 27 años, por una referencia ingresó por emergencia a la 1:00 de la madrugada del último sábado con su hija Gabrielita de tres años, por una fractura que se hizo en el brazo izquierdo debido a una caída que sufrió ocho días antes. La pequeña sufrió una fuerte caída del entablado de su casa en la comunidad nativa Santa Isabel de Nevache, a tres horas de la provincia de Puerto Bermúdez, Oxapampa, desde entonces según su madre la llevó dos veces al puesto de salud del sector en donde le indicaron que debía esperar unos días más hasta que la transfieran a Pucallpa.

La niña tenía su clavícula rota y su brazo fracturado lo que le había provocado una infección que pudo extenderse al hueso, por el cual la llevaron al hospital, en donde le pusieron oxígeno y dos antibióticos, muriendo aproximadamente a las 8:20 de la mañana, la madre al ver que les daban poca importancia agarró a su pequeña y la sacó del nosocomio. El vigilante de turno ni se percató que la madre sacaba a su pequeña ya fallecida, fueron los demás usuarios que al darse cuenta gritaron que la bebé murió por presunta negligencia, puesto que en un principio se habrían demorado en darle atención y como no tenía dinero para comprar los medicamentos, le pusieron a un lado solo con suero.

Las personas que escucharon su llanto comenzaron a protestar en contra de los médicos y enfermeros, gritando por justicia, es ahí que el vigilante se percata y con la ayuda de otras personas detuvieron el motocarro en donde la mujer se había subido para regresar a casa, mientras todos exigían la presencia de un fiscal para investigar el hecho.

Posteriormente la mujer con su hijita en brazos nuevamente la hicieron regresar en espera del fiscal de turno y al mediodía hicieron el levantamiento de su cuerpo, para el traslado a la morgue de Pucallpa para su necropsia de ley. Dentro del Hospital Amazónico, el personal de salud, explicó a Ímpetu que la mamá de la niña era la única responsable de su muerte ya que por su propio descuido no la llevó días antes y esperó que empeorara. Cuando llegó la estabilizaron y trataron de hacer todo lo posible, pero ya era demasiado tarde y desmintieron negligencia médica.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *