El director del Hospital Amazónico de Yarinacocha, Stalin Romero, brindó su descargo frente a la denuncia pública realizada por Henry Quío y Rosa Salas a Diario Ímpetu sobre el maltrato recibido por parte del médico Chirinos Rojas, jefe de la Unidad Neonatal de dicho nosocomio.

Las declaraciones tuvieron lugar luego de un largo debate entre los periodistas de Diario Ímpetu, el director, la asistente social Berta Navarro y los médicos Luis enrique Ruiz Solsol y CÉsar Arana Mendocilla y el cuestionado Odar Omar Chirinos Rojas. Sobre el diagnóstico de la pequeña Liz Alejandrina, hija de Henry y Rosa, Romero confi rmó lo publicado por Diario Ímpetu el último sábado.

Señaló también que en Junta Médica se ha declarado recomendar la permanencia de Liz en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales hasta que resuelva permanentemente el cargo.

Dijo que como la única UCI Neonatal de la macro región, Liz se encuentra en el lugar que le brindará la mejor atención a nivel tratamiento de la región. Romero dijo que por la inmunodepresión propia del fenotipo Down, el director considera que se trata de una paciente grave que tardará aproximadamente 15 días en poder ser dada de alta. Sobre lo ocurrido entre el médico Chirinos y los padres de Liz, el director Romero dijo “Nosotros hemos cumplido con las formalidades de informar.

El paciente se queda acá dos a tres días que es lo rutinario (…) Muy pocos quedan más días a que se le hagan más exámenes, más evaluaciones; pero, esos los cuidamos más por su diagnóstico de fondo”.

Comentarios