La crisis en la refinería de Pucallpa es de amplio dominio público. Luego de culminado el acercamiento preliminar de los nuevos propietarios de Maple Gas, hoy Petróleos de la Selva, a la extractora española CEPSA; estas empresas no lograron continuar con la relación comercial por lo que desde diciembre del año pasado se encuentra paralizada en cuanto a sus funciones de refinado.

Esta situación ha sido ampliamente comenta y discutida. Uno de los principales interesados en solucionar esta problemática y conocer al respecto fue el congresista Carlos Tubino quien declaró a Diario Ímpetu sobre el interés de la ministra de Energía y Minas Ángela Grossheim Barrientos.

Tubino declaró además que CEPSA le dijo que el precio de crudo que está manejando con Petróleos de la Selva es el mismo que sostiene con PetroPerú. Este último hecho habría sido el punto de quiebre para reiniciar la venta de crudo por parte de la extractora a la refinería de Pucallpa; pero, parece que tan cierto no es ya que tras casi dos semanas de publicadas estas declaraciones no se conoce oficialmente un avance.

De lo que sí se tuvo conocimiento este último fin de semana es que Petróleos de la Selva tiene muy avanzado el proceso de cese colectivo de sus trabajadores debido a los ya cuatro meses de paralización de actividades. Para esto, una auditoría certificada habría iniciado hace al menos una semana sus actividades en Lima y estaría por auditar la refinería para así sustentar la insostenibilidad de la misma.

Comentarios