Lucia Tello, directora de la Cuna Jardín N° 490 La Unión, ubicado a siete cuadras de la Habilitación Urbana, denunció las malas condiciones de infraestructura que padecen los niños.

Piden apoyo de las autoridades para poder construir la institución educativa, porque los 130 niños estudian en ambientes hacinados por falta de aulas; ya que las actuales fueron construidas por los padres de familia. Pero lo más importante es la construcción del cerco perimétrico, pues los niños corren peligros a la hora del recreo por los conductores que manejan a excesiva velocidad.

Además en el alrededor existe maleza en donde podrían esconderse personas del mal vivir. De la misma manera, no tienen mobiliario y los niños comparten asiento o simplemente permanecen parados durante las clases. No cuentan con servicio de desagüe y las maestras deben utilizan un balde como drenaje.

Comentarios