El dirigente shipibo Roberto Valera en calidad de presidente del Comité de Seguridad Ciudadana de las Comunidades de Cumpirushari, “Nuevo Paraíso”, Fernando Stahl, Bajo Aruya, Alto Aruya y Nueva Jerusalén, en el distrito de Tahuanía denunció que cada año pescadores furtivos de Pucallpa vienen a este territorio situado en la reserva comunal el “SIRA” para extraer más de 30 toneladas de pescado por semana.

Demandó que, de persistir esta actividad ilícita repercutirá negativamente entre la población de los pueblos originarios situadas en esta zona que dependen directamente como fuente de alimentación de esta reserva de pescado.

Los pescadores furtivos han visto negocio redondito la venta de pescado no certificado para su comercialización al menudeo y por mayor. Indica que la reserva y despensa de la laguna de Bolognesi existen una variedad de pescado como el paiche, boquichico, palometa, maparate, corvina, tucunaré, gamitana, doncella, zúngaro, dorado, etc. que están siendo explotados de manera irracional con fines de comercio de exportación nacional e internacional en chalona y congelado.

De otro lado, alertó que mientras, los compradores regatones esperan en el puerto de Atalaya para llevar este producto a la zona de Satipo, y la selva central, llegando a parar en cierto grado como alimento de los jalachos -cosechadores de coca por la zona del VRAEM. Un kilo de doncella está valorizado en un promedio de S/ 20 Soles en el mercado de Atalaya, el kilo de palometa y boquichico entre 12 y 15 soles, el cunchi entre 10 y 12 soles en Atalaya y en la zona de Satipo llega a un valor de 25, 30, 40 y 50 soles el kilo de estas especies.

Frente a esta problemática las autoridades coincidieron que es necesaria la reactivación del Comité Local de Vigilancia Pesquera – COLOVIPE para frenar y controlar la pesca ilegal en distintos lugares del distrito de Tahuanía. Por esto asambleístas informaron que los pescadores furtivos trasladan hasta la ciudad de Pucallpa grandes toneladas de pescado para luego distribuirlo en el mercado de Pucallpa, Lima y al exterior llegando hasta Colombia y otros países americanos y europeos

Esta misma problemática transmitió Aurelio Rimarachín quién mostró su indignación contra la actividad indiscriminada de los pescadores furtivos de Pucallpa que esperan la noche para ingresar por la tipishca del lago de Bolognesi de bordea 5km a la redonda aproximadamente.

Comentarios