Cuando la pasión se convierte en estrés. El mundial es una oportunidad para pasarla bien en familia y con nuestros amigos ya que podemos tener una forma sana de entretenernos, sin embrago si no lo vemos de esa manera se presentan emociones que afectan nuestra vida cotidiana, haciendo que se generen situaciones de conflictos y un estado de tensión del que nos cuesta mucho salir, a eso de le llama estrés.

La licenciada en psicología Cecilia Chujatalli Mego, recomienda a los hinchas pucallpinos que el deporte debe servir para pasar en familia y no para estresarnos, que haya perdido Perú no significa que nos enfermaremos, o sea pretexto que tomemos o pelear por las apuestas.

“Como peruanos debemos estar felices ya que luego de 36 años tenemos la oportunidad de ver a nuestro país en un mundial y eso nos debe llenar de orgullo y no ser motivo de estrés, así que disfrutemos y alentemos a nuestra selección con alegría y sin frustraciones”, recomendó.

Mientras, los especialistas en cardiología, indican que el estrés emocional que va creciendo durante que juega la selección peruana podría ocasionar riesgos de salud y podría llevar a que las personas con antecedentes de enfermedad cardíaca desarrollen infartos o arritmias

Comentarios