El gerente general de Marketing Plux, la agencia de marketing que, por encargo del Grupo Editorial Ímpetu, realizó la última encuesta electoral, declara sobre los reclamos que han hecho algunos candidatos y explica la metodología y diferencia con la encuesta anterior. Señala que la segunda es más confi able y que ahora se contó con los datos que ofrece en INFOGOB el JNE.

¿Qué diferencias de metodología hay entre la encuesta publicada en abril y la reciente? A diferencia de la primera encuesta, la publicada ayer, ya cuenta con datos que provienen del Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Es decir, las listas actualizadas de los candidatos ya registrados en la entidad oficial.

Además de esto, es también por información que compete al JNE y que obtenemos a través de INFOGOB, que accedemos al padrón electoral de votantes de la región Ucayali. Además obtuvimos la población muestral por cada distrito. En esta oportunidad se ha utilizado la cartilla de símbolos de las organizaciones políticas que solicitaron inscripción.

Con respecto al nivel de confianza, también varió. . . Claro, otro dato en que difieren las encuestas es justamente ese, el nivel de confianza, que en este caso varía de 95% a 96%, por ello la nueva encuesta es porcentualmente más confiable. ¿Por qué ese cambio? Esto se debe entre otras cosas a que la nueva encuesta tiene una muestra mayor, además claro, de la mayor fiabilidad de los datos que obtuvimos a través del JNE. Algunas voces señalan que el JNE tendría que intervenir para fiscalizar, incluso que el Ministerio Público se Hugo Alejos debería ocupar del tema, de supervisar la metodología y rigor de su encuesta.

¿Qué le parece, se debería hacer, existe asidero legal para ello? Mire, nosotros tenemos un reglamento, que sirve a modo de biblia para nuestro trabajo. En primer lugar no somos una empresa encuestadora, sino una empresa de marketing, dentro de los servicios que brinda Marketing Plux como agencia está los estudios de mercado y dentro de ellos las encuestas electorales.

Nosotros tenemos un registro que también está en la ficha técnica publicada por ley al lado de nuestra encuesta. Ahora, sobre el caso concreto de los candidatos que demandan que se fiscalice la encuesta por parte del JNE y MP, pues, la norma que tenemos y que se basa en la resolución número 0462- 2017-JNE, indica que luego de publicada la encuesta hay los plazos establecidos para enviar la información al jurado, así como publicarla en la página y que sea de libre acceso a todos.

Si fuera el caso que incumpliéramos esos plazos, entonces el JNE tendría que actuar, así como si observara esos datos. Desde su análisis, el cambio de pregunta, de metodología, antes la encuesta pedía referencias a candidatos, con nombre y apellido. Sin embargo ahora la encuesta se refiere a símbolo de la agrupación política, con esto ¿cree usted que haya habido confusiones? Yo te nombro un candidato en especial, la señora Pochita Rodríguez, que figura en la lista del jurado como Katherine Rodríguez, entonces hay mucha confusión. No se deciden a cómo llevar su estrategia de marketing correctamente. Es un error de sus mismos asesores de campaña, asesores legales.

La cedula de votación no va decir ‘Pochita’ y lo que deben publicitar es el símbolo de su agrupación política. En el caso de Lucho Valdez, ha habido una guerra sistemática contra él, contra su persona y su partido político, eso defi nitivamente influye.

Sin embargo también existe confusión respecto del partido por el que postula, en la elección pasada postuló por el ‘Otorongo’ y ahora postula por la ‘Lampa’, y hay mucha gente que no lo sabe; eso también genera confusión. Ahí debe haber un mejor trabajo de marketing, para posicionarlo en la nueva agrupación a la que pertenece. Asimismo como en el caso de Valdez, ocurre en muchos otros porque la mayoría de candidatos ha migrado de agrupación política. Otro ejemplo, en esta segunda encuesta hubo electores que buscaban ‘el lapicito’ de Roger Nájar, cuando la organización política se ha inscrito con otro símbolo.

Comentarios