Demoraron tres días en recoger cadáver de vigilante de la Contraloría

En las últimas semanas se han registrado fallecimientos por distintas partes de la provincia de Coronel Portillo y la región de Ucayali en general, tornándose ya en algo incontrolable, sumado a esto, el poco personal encargado de recoger a los fallecidos. Ya todo está fuera de control, hay cadáveres que permanecen más de 2 días en distintas partes, es el caso del vigilante de la Contraloría quien permaneció por más de dos días en su domicilio en el asentamiento humano Las Gaviotas, sin ser puesto en un féretro.

Los familiares preocupados por la situación pasaron la noche en las afueras de su vivienda, debido al temor de contagiarse.  Ellos llamaron al equipo humanitario de recojo de cadáveres, pero no tuvieron respuesta positiva.

Debido a la situación familiares y vecinos recurrieron a Diario ÍMPETU para realizar la denuncia pública del caso, posteriormente gracias a ello, el equipo humanitario de recojo de cadáveres llegó hasta el domicilio del vigilante para realizar el recojo y procedimiento de ley. Los familiares y vecinos se mostraron disconformes con la tardía reacción del equipo humanitario.

Asimismo, los propios vecinos aseguraron que, si bien es cierto, no se pudo confirmar si la muerte fue por Covid-19 o no, sin embargo, tuvo todas las sintomatologías antes del deceso. por ello solicitaron a la Dirección Regional de Salud de Ucayali, que se les practique las pruebas rápidas a los tres menores, la esposa y la madre del fallecido.

 El vigilante de 45 años deja 3 hijos en la orfandad, una madre (adulto mayor) con complicaciones de diabetes y una esposa que lo acompañó hasta los últimos minutos de vida. Los vecinos expresaron sus condolencias a los familiares del fallecido.

MAYCOL TUCTO