La lucha de las madres en esta cuarentena para alimentar a su familia

La mujer como miembro fundador de la familia, tiene un papel importante en la creación, formación y mantenimiento de valores de las personas que la integran. Su sueño de tener hijos, su naturaleza de ser madre, les hace hacer cosas grandiosas por su familia, todo esfuerzo y sacrificio valen la pena siempre y cuando sea por ver bien a sus pequeños.

En la actualidad, ser madre, esposa, ejecutiva, empleada y ama de casa, son funciones todas de la misma importancia, a las que ella imprime su sello inconfundible: el de mujer. En esta emergencia sanitaria y la cuarentena que estamos viviendo, estando tan cerca el día de la madre, queremos resaltar la labor que ellas hacen para alimentar a su familia en este tiempo de crisis económica que están viviendo muchos hogares.

Tal es el caso de Rosa Ventura Ríos (53), quien es madre soltera de 4 hijos. Ella era limpiadora de casas antes que se dicte el aislamiento físico, señala que sus pocos ahorros que tenía, se le están acabando, además que no fue beneficiada del bono de los 380 soles, pese a ello, ha buscado soluciones para no dejar sin comer a sus hijos.

 “No me tocado el bono del gobierno. No tengo sustento ahora que no hay trabajo por el virus. Yo trabajaba en limpiar casas 2 veces por semana, mis ahorros ya se están acabando, pero eso no es excusa para no alimentar a mis hijos, así que estoy trabajando en el mercado minorista, ayudando a mi vecina y ahí gano 20 soles diario, ya es algo para poder comer. También me ayudaron con algunos víveres los miembros de mi iglesia” declaró Ventura.

Queda claro que, para la mayoría de personas, no salir a la calle es sinónimo de necesidad, de hambre, sin embargo, se están ajustando a sus necesidades para no incumplir con la cuarentena y no contraer el virus. Pero el dinero de muchas familias se está acabando y el hambre y las deudas crecen.

Como es el caso de Yesenia López Contreras (37), quien es vendedora ambulante, relata que los productos que vendía que eran galletas, caramelos, chocolates, la municipalidad se llevó, porque ella salió a vender en tiempo de cuarentena, debido a que se estaba quedando sin víveres. No recibió víveres como apoyo, pero felizmente fue beneficiada del bono del estado y con ese dinero está haciendo alcanzar sus necesidades.

“Soy madre y padre, tengo 2 niños. Vendía dulces en el mercado que está al costado del estadio Aliardo Soria, pero la municipalidad se llevó mi única fuente de ingresos, yo quedé muy mal, porque no sabía cómo ya iba a trabajar, porque aurita nadie necesita empleados, gracias a dios recibí el bono de Vizcarra, con eso estoy ingeniándome para dar de comer a mis hijos, además que mis vecinos me ayudaron con víveres”.


Así como hay madres guerreras que se ingenian para no dejar sin un plato de comida a sus hijos, también hay padres, que día a día se esfuerzan por llevar un pan a casa. Como es el caso de Domingo Garay (49), quien es albañil, pero por la cuarentena, ya no puede trabajar en esa ocupación, así que ahora está trabajando con su motocar, y asegura que se asea bien antes de entrar a casa.

“No tengo casa propia, cuido una casa, tengo 2 hijas, mi esposa ha sido operada de la vesícula, yo soy quien tiene que aportar a la casa, ya que no hay trabajo para los albañiles, ahora estoy motocarriendo, porque no hay muchos ahorros, es que me veo obligado a salir a trabajar y arriesgándome a poder contagiarme, afuera de casa me baño antes de entrar, es la realidad de nosotros los pobres” declaró Garay.

Bien dicen que, si no nos mata el virus, nos mata el hambre, la población humilde corre un gran riesgo de contagio al salir a trabajar en plena cuarentena, pero como ya lo manifestaron, no tienen otra opción. Hay muchas madres que a diario deben de pensar que dar de comer a sus hijos ese día, algunas sin trabajo, sin ser beneficiadas del bono, pese a estas desventajas, han buscado una solución para generar ingresos y eso es digno de felicitar y admirar.

GABRIELA SÁNCHEZ