Deforestan el Amazonas como nunca antes

Lo que va del año es motivo de preocupación, esto según los datos publicados por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, el pasado viernes 8 de mayo un total de 1202 km cuadrados de bosque, fue arrasada entre enero y abril.

A esta situación se agrega las investigaciones de agencia espacial, que hace uso de satélites para rastrear la destrucción de los bosques, anunció que el área destruida en abril fue un 64 % más que el mismo período del 2019, asimismo, en destrucción de bosques por madereros ilegales y ganaderos aumentaron un 55 %.

Como bien se sabe, la selva tropical, que cubre el noroeste de Brasil y se extiende hasta Colombia, Perú y otros países de América del Sur, es la reserva vital de carbono que ayuda a frenar el ritmo del calentamiento global, por ende, su destrucción descontrolada preocupa no solo a ambientalistas sino también a todo habitante.

A esta situación los grupos conservacionistas se manifestaron diciendo que se han desplegado menos agentes del gobierno en el área desde que comenzó la propagación del Covid-19.  Y los madereros ilegales obviamente no se preocupan por el virus en áreas remotas del Amazonas.