Cientos de pacientes infectados vienen tratándose en casa

El Hospital Amazónico de Yarinacocha (HAY), dio a conocer que han disminuido los casos de Covid-19 en este nosocomio. Es una noticia alentadora saber que menos de cuarenta enfermos serían los que quedan, sin embargo, la otra cara de la moneda, retrata el sufrir de cientos de enfermos que están tratándose desde casa, algunos hasta sin medicamento.

Hasta el viernes 29 de mayo, según el reporte del HAY, había 26 pacientes hospitalizados, 5 en sala de observación, 6 en UCI y 3 en aislamiento. Estos serían todos los pacientes que quedan en el nosocomio, sin embargo, la DIRESA muestra una cifra de 3971 infectados. Lo que significa que cientos, pero cientos de enfermos están en casa, viendo la manera en como curarse.

Es preciso informar que cuando el hospital colapsó, ya no se recibió a más pacientes, fuimos testigos de muchas muertes en las afueras del nosocomio, con cuanta nostalgia uno era testigo de tal acto penoso. Hoy en día se ha evidenciado la cruda realidad de nuestro país, quizá también del resto del mundo, quien tiene plata se salva, el que no, simplemente que espere la muerte en casa.

Las medicinas están costando a más del 100%, una persona humilde es casi imposible que pueda pagar una ampolla de 300 soles, un blíster de pastillas a 20 soles. Es cruda la realidad que se vive. Hoy la población ha puesto sus esperanzas en remedios naturales, que no es difícil de encontrar, y que a muchos les está aliviando los síntomas de este virus.

Adolf Cárdenas, quien está enfermo a causa del Covid declaró, “no es que los casos están aminorando, lo real es que la gente se está yendo a consultorios particulares pagando un alto costo por la consulta y el tratamiento lo están haciendo en casa con la ayuda de algún enfermero particular, la gente ha dejado de ir a los hospitales porque eso sería casi un acto suicida”.

Gloria Hernández también dio su punto de vista, “la gente ya no va a los hospitales, prefieren atenderse y morirse en casa, porque ni bien llegas al hospital te preguntan si tienes balón de oxígeno, y si no, no entras. Yo por ejemplo estoy peleando mi lucha en mi propia casa y eso no contabilizan, así como yo, hay muchos”.

Es comprensible el dolor que deben de sentir muchos ucayalinos no tener a la mano un balón de oxígeno para que puedan respirar o algún medicamento que les alivie los síntomas. Muchos de los pacientes infectados han declarado que ya no desean ir a los hospitales porque no son atendidos, esa es la posible razón por la cual los pacientes en los nosocomios han disminuido.

GABRIELA SÁNCHEZ