Las universidades del país en la era virtual como consecuencia del COVID-19

Ante las múltiples consultas de estudiantes y docentes, les señalo que el cambio dramático en el mundo ha cerrado fronteras, negocios y se dictamino el aislamiento social, tal como ocurre en nuestro país, por tanto, el escenario actual es totalmente distinto antes del covit-19. Los niños y jóvenes son menos vulnerables por ello no se puede realizar las clases presenciales y existen grupos vulnerables que tienen edades entre 50 años a mas, como los docentes y trabajadores administrativos. En ese contexto las universidades del país cuentan con el Decreto Legislativo N° 1496, que establece disposiciones en materia de educación superior universitaria en el marco del estado de emergencia sanitaria a nivel nacional. Objeto de la norma es garantizar la continuidad y calidad de la prestación de servicios de educación superior universitaria, semipresencial y no presencial.

La vida académica y toda actividad en el mundo ha cambiado y se tiene que adaptar al cambio que es lo virtual, por ello las universidades en el mundo se sostienen en plataformas potentes para seguir brindando clases a través de ella, tal como viene implementando muchas universidades en el país. Las autoridades, estudiante, docentes, administrativos y usuarios tienen un solo camino adaptarse al cambio de la digitalización o la virtualización que implica la labor remota.

Que implica esta norma de carácter nacional, que todas las universidades cumplen y avanzan en todos los aspectos de manera virtual, los órganos de gobierno como Consejo universitario y Asamblea universitaria continúan su rol de manera virtual y todos sus acuerdos son válidos, no existe excusa alguna para cumplir las funciones y mandatos. Artículo 5.- Convocatoria y desarrollo de sesiones virtuales por parte de los órganos de gobierno de universidades

Facúltese a las Asambleas Universitarias, Consejos Universitarios, Consejos de Facultad y en general a cualquier órgano de gobierno de universidades públicas y privadas, para que realicen sesiones virtuales con la misma validez que una sesión presencial. Para ello, emplean medios electrónicos u otros de naturaleza similar que garanticen la comunicación, participación y el ejercicio de los derechos de voz y voto de sus miembros.

En algunas universidades durante el estado de emergencia sanitaria de marzo a junio (90 días) otras autoridades ya cumplían su mandato, por lo que se prorrogo hasta después de la emergencia sanitaria y posterior a esta se trasfiere el mandato de nuevas autoridades. Ahora aquellas universidades que tienen mandatos que son elegidos y asumen enero deben tener su comité electoral, y las elecciones se llevarán a cabo de manera virtual tal como señala:

Artículo 6.- Prórroga del mandato de autoridades durante el estado de emergencia sanitaria

La Asamblea Universitaria o el órgano que haga sus veces, como máximo órgano de gobierno de la universidad, adopta las acciones necesarias para garantizar la continuidad del funcionamiento de los órganos de gobierno, ante el vencimiento de su mandato, pudiendo optar entre:

a) Llevar a cabo los procesos electorales virtuales, a través del empleo de medios electrónicos u otros de similar naturaleza que garanticen transparencia e idoneidad.

b) Prorrogar los mandatos de las autoridades e integrantes de los órganos de gobierno.

c) Encargar las funciones de las autoridades e integrantes de los órganos de gobierno.

d) Cualquier otro acto que permita dar continuidad a la gestión universitaria.

Es importante que la comunidad universitaria del país, se adapte al cambio ya que lo virtual será el medio natural que interactuemos en adelante en todos los aspectos socioeconómicos nacional e internacional.

Respecto a los estudiantes de universidades no licenciadas:

Lo miopía del gobierno y legisladores es muy incomprensible al haber dejado a miles de estudiantes en el país sin acceso a la educación universitaria, con el pretexto de no haberse licenciado sus universidades, como que si los estudiantes tuvieron un bola mágica para saber que su universidad no cumplían supuestamente las “condiciones básicas de calidad”, por tanto ahora quedaron fuera, perdieron su inversión y solo queda las supuestas universidades que cumplieron las exigencias en el que las pensiones son exorbitantes, a este gobierno por estas acciones seguramente le esperan múltiples denuncias especialmente al actual Ministro de Educación después que concluya su periodo, porque no se puede jugar con la esperanza de miles de jóvenes, por ahora nadie dice nada al respecto, mientras tanto la corrupción al parecer anda al son del Covid-19.


JUAN JOSÉ PALOMINO OCHOA