La Voz de la Calle:

¿Cómo la pasan los padres de familia en nuestra región?

En nuestra región de Ucayali hay miles de padres de familia que son trabajadores independientes que en esta cuarentena están luchando por llevar alimentos a sus casas, ya que tienen hijos que mantener y son su prioridad. Pese a la situación que ese está pasando actualmente, la mayoría de ellos son valientes porque a pesar de que el Gobierno aún no permite el trabajo de varios sectores, se arriesgan para ganar algunos soles a diario. Además, todos tienen una historia que contar por la situación actual por la que estamos pasando, el COVID-19 no les impide ser padres ejemplares porque se esfuerzan por dar lo mejor a sus hijos.

No nos dan bonos a los padres

JORGE LAZO (71)

CUIDADOR DE MOTOS

Soy padre de familia, pero ya mis hijos tienen su familia. Mi día a día en el trabajo va entre bien y mal, yo me acerco a partir de las 6:00 am. Yo vengo trabajando de parqueador dos años. El trabajo disminuyó con la pandemia, pero en esta semana está mejorando la situación. Con respecto a la enfermedad del COVID-19, ya me enfermé y me curé con la medicina natural que es mejor que las pastillas, tomé kion con ajos y miel de abeja. Sí recibí mi bono, pero aún así tengo que trabajar para sostenerme. Todavía no nos dan bonos como padres de familia que son trabajadores independientes, no pido a las autoridades porque no ayudan, solo Dios.

Los que tienen plata recibieron sus bonos

RONY RENGIFO (42)

COMERCIANTE

Mi trabajo a diario es como de siempre, se come o no se come. No me ha llegado ni un bono del Estado, se han olvidado creo de mí, más bien a esos que tienen plata más bien les ha llegado su bono, a nosotros los humildes nada. No ganamos nada, ni un bono ha llegado. Mi trabajo es a veces fregado, porque a diario se come y se va la plata. Bueno, yo recién llevo laborando casi dos años en la compra y venta de productos, pero primero estaba trabajando cargando. Para el día del padre les deseo a todos que la pasen tranquilos en sus casas, con sus familias y más que todo sanos.

No recibí ningún bono del Estado

RONALD CONDORI (63)

VENDEDOR DE DULCES

Mi día a día en mi trabajo es más o menos, porque se ha malogrado bastante por la cuarentena debido al coronavirus. El pueblo está adolorido, porque el Estado da los bonos a los que no deberían, como a mí que no me dieron ningún bono. La gente no muere por coronavirus sino muere por hambre porque no hay plata con qué vivir. El día del padre la pasaremos igual que el año pasado, así como la fiesta de San Juan, porque no hay apoyo del Estado, no hay comida ni medicinas y las personas necesitamos comer. Obligado tenemos que seguir trabajando en esta pandemia. Soy de Huancayo y tengo hijos a quienes mantener.

Las autoridades no hacen nada por los padres de familia

NEY ECHEVARRÍA (47)

COMERCIANTE

Lastimosamente los padres que trabajamos independientemente estamos pasando por una crisis, pero los trabajos no son estables. Yo soy un simple comerciante que compra y revende para ganarse la vida. Según el gobierno dio bonos, pero caiga a quién le caiga, solo han recibido los que tienen plata. Las grandes autoridades de la región no están haciendo nada a favor de los padres de familia, más bien roban y ni siquiera se han acordado de nosotros. El gas ni siquiera ha bajado y espero que los investiguen para que los lleven a la cárcel a esos corruptos. Hay día que trabajamos y en los que no, pero aún así doy gracias a Dios que a diario me ayuda y que tengo algo que comer a pesar de lo que estamos pasando. Felices por los que tienen a sus padres y les deseo un buen día del padre a todos mis hermanos ucayalinos.

La policía no deja trabajar a padres motocarristas

MANUEL SANDOVAL (45)

MOTOCARRISTA

Estoy más o menos, ya que no se puede motocarrear porque la policía no deja trabajar y está mal porque la mayoría de motocarristas son padres y necesitan trabajar. En primer lugar, mi familia no ha sido beneficiada con los bonos ni nada. Con mi señora tengo que salir a trabajar para llevar algo a mis hijos para que puedan comer. Todos los motocarristas estamos así de intranquilos por las batidas. Por el mercado voy a motocarrear, pero solo atienden hasta el mediodía y allí baja el movimiento. Los municipales también hacen sus batidas, pero hemos reclamado. Ya llevo como ocho años trabajando con mi motocar, que es el sustento de mi familia, además porque en este año ya no hay mucho trabajo por la situación que pasamos por el coronavirus.

En Pucallpa también hay madres solteras que hacen el papel de padre a la vez. Un claro ejemplo son las trabajadoras independientes que cuidan motos en la Municipalidad desde hace casi 20 años. Son amigas y luchan a diario para ganarse unos soles para mantener a sus familias.

He sido padre y madre para mis tres hijos

CECILIA CABRERA ALBINO (53)

PARQUEADORA Y AMA DE CASA

Nosotras aquí trabajamos todos los días para llevar el pan de cada día nuestras familias. Estamos casi 20 años trabajando cuidando motos. Trabajamos de 7:30 a.m. a 1:00 p.m. cuando salen de la municipalidad. Ya me enfermé de coronavirus, pasé tres días feos con dolores, pero me recuperé con medicinas y felizmente ahora estoy sana. Si he recibido mi bono. Actualmente estamos ganando algunos soles que nos dan los municipales. Soy madre soltera y crie a mis hijos desde pequeños siendo padre y madre para ellos. Tengo 3 hijos, pero solo tengo a uno a quién apoyo en sus estudios y él también trabaja.

ROSA ROBLES RIMARACHIN

PARQUEADORA Y AMA DE CASA

La pasamos por una situación complicada, no hemos trabajado durante un mes. Gracias a Dios y gracias que estamos sanitas. La necesidad es muy grande, tengo mis hijos y tengo que trabajar para mantenerlos. Prácticamente soy madre soltera de seis hijos, porque del diario trabajo por casi 20 años. Nos han dicho para quedarnos en casa y más de un mes que acatamos la cuarentena. Actualmente me cuido al llegar a mi casa me voy directo a bañarme y luego voy a ver a mis hijitos. Me cuido de tener coronavirus tomando remedios caseros como el eucalipto y agradezco a Dios que mi familia no les ha dado la enfermedad. Con los remedios caseros se está salvando la gente.

CLAUDIA ROJAS/SAGGILT FLORES