PASANDO DESAPERCIBIDO

Como era lógico dadas las actuales circunstancias originadas por el coronavirus, casi todas las muertes fueron atribuidas a este virus, ya que en las estadísticas mostradas por la entidad de salud se presentan cifras de sospecha que aún no han sido confirmadas y como se está dando la situación dudamos mucho que dicha cifra se llegue a esclarecer a cabalidad.

Esta pandemia está haciendo pasar desapercibido a otra causa de muertes en nuestra región como es el dengue y es que en realidad la mayoría ni lo tomó en cuenta y todas las alarmas estaban puestas en la causante de la cuarentena y las medidas sanitarias impuestas por el gobierno.

Lo bueno del asunto es que al parecer no se dejaron de aplicar las medidas preventivas ya que fuimos testigos de las fumigaciones por parte del comando antidengue en las viviendas a donde llegaron con las respectivas inspecciones del personal de salud para evitar ser acumuladores de criaderos de zancudos.

No obstante este esfuerzo, las cifras del índice aédico, según el director de la DESA, aumentó del 5 al 9 por ciento, aumento que se torna preocupante sobre todo porque la sintomatología se parece mucho al del coronavirus y es ahí en donde se tiene el problema para tener certeza en el número de defunciones ocasionadas por tal o cual enfermedad.

Al parecer no podremos saber cuan mortífera habrá sido la confluencia de estas dos enfermedades en nuestra región, lo que importa hoy es que no podemos bajar la guardia y sigamos con las medidas de distanciamiento y sanitarias así como mantener nuestras viviendas libres de cualquier material que pueda servir de criadero de zancudos.