Los desafíos de la educación universitaria

Últimamente la Educación Superior en nuestra Región ha sufrido varios golpes, generando un panorama que afecta los sueños de muchos jóvenes, así tenemos que como consecuencia de la pandemia no ha habido exámenes de ingreso a las universidades y por otro lado se ha iniciado el año académico en forma digital para los estudiantes que ya cursan estudios, con los problemas que esto acarrea al haberse utilizado muy poco este método de aprendizaje anteriormente, lo positivo es que hemos entrado forzosamente a él y que a nivel mundial será el que más se utilice en el futuro.

Gran preocupación ha originado que no se otorgue el licenciamiento a la Universidad Alas Peruanas (UAP) y a la Universidad Privada de Pucallpa (UPP), a pesar de los múltiples esfuerzos realizados a nivel administrativo y académico, generándose una situación incierta para sus estudiantes. Si lo lograron la Universidad Nacional de Ucayali, la Universidad Nacional Intercultural de la Amazonía que arrastraba muchos problemas y conflictos y la Universidad Sedes Sapientiae de Atalaya (UCSS Nopoki), la mejor Universidad Intercultural de nuestro país por su nivel académico, organización y modalidad de enseñanza aplicada a los jóvenes de nuestras comunidades nativas.

La Superintendencia de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) ha concluido los Procesos de Licenciamiento a nivel nacional, siendo denegadas 43 Universidades y dos Escuelas de Post Grado, afectándose a 212,000 estudiantes, entre otros puntos se reclama que ha habido un trato diferenciado e injusto al tratarse a las Universidades Estatales y a las Privadas, basta mencionarse que las Universidades Estatales no licenciadas no tienen que cerrar sino ser intervenidas con un plan de emergencia, de acuerdo al Decreto Supremo 016-2019-MINEDU, mientras que las Privadas tienen un plazo de dos años para hacerlo, pudiendo extenderse hasta cinco años con el cumplimiento de una serie de requisitos, entre ellos presentar su plan de cierre y otro adicional, que permita verificar que su gestión institucional y financiera garantizará su capacidad para continuar el servicio educativo.

Toda esta situación ha generado un ambiente de mucha tensión en el Congreso de la República, ya que se estaría afectando básicamente a los estudiantes del interior del país, al no haberse licenciado Universidades con filiales con gran infraestructura como la Universidad Alas Peruanas filial Pucallpa, la problemática de este caso es que por una filial en malas condiciones en otros lugares del país, arrastra a todas las demás, existiendo diversos estándares de calidad entre ellas.

Todo esto ha llevado a la Comisión de Educación del Congreso a analizar diversas iniciativas: Reducción del tiempo de moratoria para crear nuevas universidades a 120 días (El Gobierno desea que sea por un año); que las Universidades con licencia denegada, estén habilitadas para pedir un nuevo licenciamiento; creación de una instancia superior a la SUNEDU, que revisaría sus decisiones (Esto ya ha sido retirado) y presuntas irregularidades en licenciamiento de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) en sus filiales de Ica y la Universidad Privada Peruana Alemana (UPAL).

Finalmente, estas tensiones no deben afectar a nuestros jóvenes que tienen todo el derecho de lograr sus sueños en base al estudio, deben merecer todo nuestro apoyo. Estemos atentos, sobretodo nuestros congresistas.

Pucallpa, 23 de Junio 2020

Carlos Tubino Arias Schreiber