Gestación y pandemia

Es un hecho que las mujeres que están en un periodo de gestación en estos momentos, se encuentran en una circunstancia preocupante para ellas puesto que no solo peligra su propia vida sino también la del ser que llevan dentro de ellas.

Ellas requieren atención médica cada cierto periodo para sus chequeos y ello vino a ser casi imposible debido a la propagación indetenible del coronavirus, pues es demasiado riesgo para ellas acudir a los hospitales o centros de salud debido a que ellos se han convertido en un foco infeccioso latente.

Un caso peculiar es de aquellas mujeres gestantes que llegaron desde Lima y están pasando su cuarentena en el estadio oficial, pero su destino final es la ciudad de Iquitos, quienes además de eso, no están siendo controladas por personal de salud debido a que se encuentran inscritas en el SIS pero cuyo origen es Iquitos y por esos absurdos trámites y reglas burocráticas no quieren atenderlas en nuestra jurisdicción.

Ellas que no cuentan con los recursos necesarios como para atenderse por medio de un particular, están pidiendo de todos los modos posibles poder regresar a sus lugares de origen y hoy están apelando a la solidaridad de nuestro pueblo, ya que se encuentran en esta situación con sus menores hijos que aun utilizan pañales y no tienen los medios económicos para hacerse de ellos.

Aparte de limitado e insuficiente, nuestro sistema de salud también peca de inhumano y muchos de sus servidores llevan como sello personal una total falta de criterio para desarrollar su profesión como debía ser. Salvo honrosas excepciones, ello es lo que predomina en este necesario sector de nuestra sociedad.