Usurpadores se enfrentan contra la policía con todo

Varias personas heridas y un promedio de veintidós personas entre hombres y mujeres, fue el saldo de un violento desalojo que se produjo la mañana de ayer, en cinco hectáreas de terreno perteneciente al empresario Miguel Lino, en el sector de San Juan de Yarinacocha.

A más de treinta días de haberse posesionado en el lugar, denominándolo asentamiento humano ‘Las Pampas del COVID-19’, e incluso publican haber sido registrado en los Registros Públicos. Un promedio de 200 policías se constituyeron para recuperar y devolver las tierras a su propietario, iniciándose el desalojo de un promedio de 250 personas, que se posesionron del fundo ´Mochin’.

Los usurpadores esperaron a la policía provistos con objetos contundentes entre palos, piedras, botellas de vidrios hasta bombas caseras, todo fue necesario para enfrentarse en medio de una batalla campal contra los uniformados quienes debieron hacer uso de bombas lacrimógenas para disuadir a los revoltosos.

Todos los detenidos, así como también, dos menores terminaron retenidos. Todos ellos debieron ser trasladados a la comisaría de Yarinacocha y posteriormente a la sede de la DIVINCRI. Según informacion policial, un promedio de seis personas contratadas por el dueño del predio resultaron heridos con disparos de escopeta en varias partes del cuerpo.

CEYMO RENGIFO