Hermano de dueño de fundo participó en crimen de Neshuya

David Wenceslao Quino Murga (21), encarcelado con nueve meses de prisión preventiva por homicidio, secuestro y robo agravado en el grado de tentativa, no es el único que actuó como criminal, sino que participó como coautor, en la cadena de mando junto a otros dos descuartizadores de Neshuya, que ya están plenamente identificados y por cuya identidad la policía ya tiene los oficios para la orden de ubicación y captura.

Las agraviadas reconocieron a una persona llamado “Levi”, el medio hermano del dueño del fundo y a quien habían visto antes en el mismo lugar donde ocurrieron los macabros hechos;  incluso detallaron su nombre completo, porque sus familiares le hicieron hasta un depósito de dinero cuando a este le faltaba efectivo meses antes del crimen.

Quizás dejó marcada huella del crimen, porque este a cara descubierta acudió como el jefe de los otros dos asesinos, entre ellos David Wenceslao Quino Murga, en el día en que ocurrieron los hechos y era el que señalaba el rol de obligaciones delictivas que cumplieron a cabalidad cuando se produjeron los hechos.

Sin vacilaciones, por ejemplo, se supo que David Wenceslao Quino Murga, fue roció con combustible tras matar a los guardianes Pericles Gutiérrez Pinedo y Eduardo Fobel Amaringo Pinedo, luego se ocupó de cuidar a las mujeres Araseli Adriana Jipa Dahua y Luz Diannet Benavides Noriega, para llevarlas al baño y ayudarlas cuando tenían necesidades fisiológicas.

Las mujeres en un momento se dieron por muertas cuando después que sus maridos fueron asesinados, descuartizados y después quemados, en un intento de desaparecer la evidencia que ya habían marcado como destino penitenciario y solo les dejaron vivas, pero viudas y hasta les sirvieron comida.

Sin duda, el fiscal provincial adjunto de a fiscalía de San Alejandro, Víctor César León Julca, tiene un caso emblemático, ya tiene a un criminal encarcelado, y las descripciones de los otros participantes con mandato judicial de captura.

TONY REATEGUI.