4 Diciembre, 2020

Restaurantes podrán atender al público desde el 20 de Julio

El Ministerio de la Producción ya aprobó el protocolo sanitario para el próximo reinicio de la atención al público en los restaurantes y servicios afines, en el cual podrán contar con un aforo al 40% con el fin de proteger a los comensales y trabajadores.

“A partir del 20 empezarán a operar, pero también hay exigencia y se les recomienda a los empresarios del rubro a cumplir con los lineamientos que están en la RM 448-2020MINSA que serán fiscalizados.”, opinó el director de Produce Ucayali.

En primer lugar, los restaurantes deben contar con su “Plan para vigilancia, prevención y control de la salud de los trabajadores con riesgo de exposición de Covid-19”, dónde se especifican lineamientos para todo el personal y los clientes desde que se abren y cierren las puertas del local.

Son obligatorias las pruebas serológicas a los trabajadores, la implementación de una política de no contacto durante el servicio al igual que respetar los horarios establecidos por las autoridades nacionales y se recomienda que el libro de reclamaciones sea virtual.

Las zonas de recreación, buffets, mesas comunes y salones privados están prohibidos, también la utilización de manteles, además, se debe colocar puntos de desinfección en el local y los ascensores solo serán utilizados por personas con discapacidad, adultos mayores y gestantes.

El local debe contar con alcohol, tapete con desinfección del calzado, señalizaciones, mesas distanciadas por 1 metro como mínimo, una buena ventilación del lugar, y que todo el personal como los clientes respeten el distanciamiento social.

Están autorizados los grupos familiares de máximo 8 personas que podrán compartir mesa y de 2 personas que podrán sentarse respetando el metro de distancia y el tránsito personal en el pasillo y en la barra se debe mantener una distancia de 2 metros.

La empresa debe contar con suministro permanente de agua potable para realizar el saneamiento integral de las instalaciones a diario, que debe ser evidenciado y certificado en desinfección, desratización, desinsectación y limpieza de reservorios de agua.

Por último, se debe respetar el uso de los implementos de bioseguridad como mascarillas, que son de uso obligatorio tanto para los trabajadores como para los clientes que van a consumir los productos.

CLAUDIA ROJAS