FORADO DESDE ADENTRO

La existencia de esas personas que son diestras en tecnología y que son capaces de hurgar en tu computadora de manera remota y obtener de esa manera información con que pueden incluso acceder a cuentas bancarias amén de otros ilícitos, se ha vuelto el pretexto perfecto para desaparecer millones de soles de las cuentas de algunas municipalidades.

Lo ocurrido en la municipalidad de Aguaytía al parecer es uno de estos casos en el que se trata de endilgar la desaparición de más de 10 millones de soles de las arcas municipales a esos supuestos hackers o delincuentes tecnológicos.

Diversos entendidos en la materia, aquellos que han manejado el aparato estatal o continúan haciéndolo aseveran que ello es bien difícil que ocurra asegurando con toda la experiencia que poseen que más bien se trataría de un trabajo interno, de servidores y/o funcionarios que tienen toda la información para acceder a los fondos de la institución o entidad, en este caso la municipalidad de Aguaytía.

Otro factor que hace difícil la incursión de hackers, es que para disponer del presupuesto hay una cadena de usuarios por las que tienen que pasar el documento de desembolso de fondos para el visto bueno respectivo, sin los cuales ello no se puede realizar.

Aparte también se menciona la alta seguridad del software del Estado, el conocido SIAF, que hace difícil la intromisión de terceras personas que no sean parte de algún estamento público, ya que solo las computadoras estatales son las que poseen dicho programa.

Con todos esos datos es claro que todo se origina internamente, por parte de personas que tenían conocimiento de las claves de acceso, lógicamente que estamos hablando de un grupo de personas quienes fueron los artífices de la desaparición de esos millones de dicha municipalidad.

El forado vino desde adentro y no como se quiere hacer pensar que fueron agentes externos los autores de aquel latrocinio.