CURIOSIDAD MORTAL

Es lamentable pero sucede y es tan común en nuestra sociedad y más aún en nuestra ciudad, donde en cada acontecimiento revestida de fatalidad siempre hay un grueso número de personajes que pululan en los alrededores pugnando por observar, tomar fotos o grabar en video a través de sus teléfonos celulares que tan común se ha vuelto hoy en día, lo que viene aconteciendo.

No hay accidente en donde no haya una gran acumulación de curiosos que incluso cierran la vía y ocasionan un gran congestionamiento en el tránsito de vehículos motorizados que tienen que desviarse muchas veces para evitar la demora.

Lo que sucedió ayer fue preocupante. Hubo un incendio en el que varias viviendas fueron reducidas a cenizas lo que originó una gran aglomeración de personas lo cual no está permitido por lo de la pandemia. Había muchos menores y adultos mayores además de muchas personas que se encontraban en el lugar sin utilizar mascarillas y no guardaban la distancia para evitar el contagio.

Muchos de esos curiosos se acercan solo con el fin de presenciar el hecho y tomar fotos pero al mismo tiempo estorban la labor de los bomberos quienes requieren de mucho espacio para poder combatir la propagación de las llamas y extinguirlas en el menor tiempo posible.

Otros más bien solo se acercan para tratar de saquear algún bien de alguna vivienda damnificada en vez de prestar alguna ayuda a los desesperados propietarios de las casas siniestradas.

Todo ello se realiza sin tener conciencia de cuan peligrosa puede resultar esa aglomeración, más aún los que se encuentran en el sector más vulnerable a la pandemia como son los menores y adultos mayores y peor aún, sin utilizar las mascarillas que son obligatorias si están en la vía pública.