ESTAMOS LISTAS PARA LAS LISTAS

La semana pasada celebramos la promulgación de la ley N° 31030, esperada para abrir mayores posibilidades de participación política de la mujer. Se ha modificado la legislación electoral para garantizar paridad y alternancia de género en las listas de candidatos, son varios artículos de la Ley Orgánica de Elecciones; también la Ley de Elecciones Regionales y Ley de Elecciones Municipales.

A la vuelta de la esquina se encuentran las elecciones generales 2021, deben considerar las listas a la Presidencia y Vicepresidencias de la República, incluir, por lo menos a una mujer o a un hombre en su conformación, ubicados intercaladamente. Lo mismo indica para las listas al Congreso, Parlamento Andino, gobernaciones y alcaldías.

También obliga a que, en cada organización de carácter político, la mitad de sus candidatos a gobernadores regionales sean varones y la otra parte, mujeres. La ley, además, busca paridad en listas para cargos directivos de los partidos.

Todos los análisis de la norma apuntan a que las listas de candidatos para las elecciones generales de 2021 tendrán alternancia entre hombres y mujeres, pero no necesariamente una paridad total, pues el texto contempla una cuota mínima del 40 % de mujeres para este proceso electoral, que se irá incrementando en los próximos años progresivamente, indican hasta alcanzar el 50 %.

El presidente Vizcarra ha indicado ante cámaras: “Ha sido un reclamo permanente por nuestra parte. La mujer no solo tiene el derecho sino la oportunidad de ser elegida en cargos públicosde toda índole, pero es difícil si no están en los listados de los partidos políticos”.

Sin embargo, el reclamo va más allá, puesto que el voto preferencial aún estaría jugando en contra, y otras voces resaltan a la meritocracia. Pero la realidad pinta de otro color, puesto que actualmente los resultados electorales siguen siendo prevalentes para candidatos varones 96 de ellos en el Congreso y 34 mujeres. En las gobernaciones regionales, ninguna mujer ocupa presidencia.

Hay 189 alcaldes provinciales varones y sólo 7 mujeres. En los distritos, administran sus ciudades 1583 alcaldes y en abismal diferencia numérica, 83 mujeres. Las cifras nos enrostran la necesidad de trabajar no solo buscando cumplir normas, más bien en potenciar a las mujeres para encontrarse resueltas y con la seguridad de candidatear.

En el corto tiempo propongamos más mujeres listas para formar parte de las listas electorales abriendo camino para el año 2022 donde la contienda será más cercana, eligiendo alcaldes y gobernador.