SALUD MENTAL

No cabe duda de que el temor, el estrés y la preocupación han sido el factor común en la población frente a los efectos que la pandemia venía ocasionando cuando recién se dieron los primeros casos en nuestro país. Ello es normal como una respuesta de las personas hacia lo desconocido, sobre todo a los efectos y futuras consecuencias.

El miedo de que seamos contagiados con el coronavirus se suma al hecho de los cambios a la vida diaria, de un momento a otro se ha visto el derrumbe de una forma de vida para pasar a otra distinta y restrictiva, todo ello por el esfuerzo de nuestras autoridades para tratar de frenar el avance de los contagios de este virus y hasta entonces desconocido virus.

Siguiendo con la suma de factores para una amenaza de nuestra salud mental, está el hecho de que las medidas también tenían que ver directamente con la falta de recursos a que te obligaba la norma al restringir la mayoría de actividades laborales y económicas, que vino a acentuar aún más el estrés por permanecer en un encierro obligado sin ninguna interacción con otros más que lo necesario.

Toda esta maraña de variables hizo posible la aparición de algunos cuadros de depresión y ansiedad en algunos sectores de la población generando la aparición nada desdeñable de cuadros graves y críticos que aumentan la cifra de suicidios en nuestra región y a nivel nacional.

Nuestra región figura entre las que tienen la tasa más alta en lo que a intento de suicidios se refiere, junto a Ayacucho, Iquitos, Puerto Maldonado y Tumbes. Ello se torna más preocupante ya que el número de profesionales psicólogos a nivel regional no abastece la demanda de quienes necesitan encontrar el equilibrio emocional sacudido por la pandemia.

Para ello, los pocos especialistas recomiendan realizar diversas actividades entre deportivas, artísticas y hasta gastronómicas de ser el caso que pueda aportar un poco en bajar el nivel de ansiedad y estrés y enfocarnos en algo positivo que nos aleje de los pensamientos negativos surgidos como consecuencia de este cambio radical en nuestra cotidianidad.