Agricultor perdió la pierna al toparse con una trampera para venados

Agricultor quien fue derivado a la ciudad  de Pucallpa procedente de Atalaya  tras pisar una trampera, terminó  perdiendo su pierna  a consecuencia de la gravedad de sus heridas,  hoy solita ayuda a las personas generosas, para poder comprar medicamentos y subsistir junto a su familia.

El hecho se habría suscitado el pasado 23 de agosto , cuando Joel Escobar Ñahui de 30 años, piso una trampera para venado  en el caserío Mapalca en la provincia de Atalaya, su estado de salud fue muy delicado debido a la gran pérdida de sangre por lo que fue evacuado de emergencia a la ciudad de Pucallpa.

“Yo estaba caminando por un sendero con un amigo por donde la gente se va a montear, y por ahí mientras caminaba entonces me choqué con una trampa que al parecer era para venados porque era alto, mi rodilla hizo que la trampa se activara y el arma disparara, mi pierna quedó herida a base de 6 balas, en ese momento no sentí nada, desde allá me trasladaron al hospital de Yarinacocha llegué el 24 de  agosto”,

Los médicos nada pudieron hacer para poder salvar su pierna izquierda, por lo que hace 4 días fue  amputada su pierna izquierda. Joel se encuentra en Pucallpa junto a su señora madre, su conviviente y sus 2 menores hijos, esta familia no tiene familiares en  la ciudad  quien vele por ellos, actualmente se encuentra en un cuarto alquilado gracias una persona generosa pago el arrendamiento por un mes, después de ello no tendrían donde quedarse.

La falta de recursos económico en este ciudadano ha hecho que no pueda  agenciarse  de  medicamentos los cuales han sido recetado por los médicos para que pueda calmar  sus intensos dolores, por lo que apela a la generosidad de la personas de buen corazón.

“Sacaron carne de la parte de debajo de mi pierna, de cualquier modo trataron de cubrir esto, lo cocieron todo, pero como todos eso está así, parece que los calmantes no hacen efecto, en la noche me duele más.  No tengo familiares acá, estoy acá con mi madre, mi esposa y mis dos hijitos, estamos en una situación crítica, porque yo era el único sustento, por favor ayúdenme”, señaló a ímpetu.

Cualquier ayuda que puedan ofrecer a este humilde agricultor y a su familia pueden comunicarse al número celular  964 81 82 34 preguntar por Joel Escobar.

SIGRIDT RODRÍGUEZ