Se recuerda el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Cada 17 de octubre se celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, reconocido por las Naciones Unidas en el año 1992, pero ha sido observado cada año, a partir de 1993, desde su declaración por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la resolución 47/196.

Esta celebración se da con el propósito de promover mayor conciencia sobre las necesidades para erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países del mundo, en particular en los países en desarrollo. El 17 de octubre presenta una oportunidad para reconocer el esfuerzo y la lucha de las personas que viven en la pobreza, la posibilidad de hacer oír sus preocupaciones y un momento para reconocer que los pobres son los primeros en luchar contra la pobreza.

En un mundo caracterizado por un nivel sin precedentes de desarrollo económico, medios tecnológicos y recursos financieros, es un escándalo moral que millones de personas vivan en la extrema pobreza. Por ese motivo, debemos dejar de pensar que este problema es exclusivamente una falta de ingresos. Se trata de un fenómeno multidimensional que comprende, además, la falta de las capacidades básicas para vivir con dignidad.

Las personas que viven en la pobreza experimentan muchas privaciones interrelacionadas que se refuerzan mutuamente, impidiéndoles ejercer sus derechos y perpetuar su pobreza, entre ellas las condiciones de trabajo peligrosas, vivienda insegura, la falta de alimentos nutritivos, acceso desigual a la justicia y a beneficios sociales, falta de poder político o de emitir su voz, acceso limitado a la atención médica, entre otras cosas más.

SIGRIDT RODRÍGUEZ