15 Enero, 2021

Ninguno tiene legitimidad de sus urnas partidarias

Hoy vence el plazo para la inscripción de los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencias de la República, al Congreso de la República y al Parlamento Andino. Para ser electos, todos pasaron por la “democracia interna” de sus organizaciones, esperando el respaldo de sus militantes en las urnas partidarias.

Pero solo uno que otro militante o simpatizante del partido o movimiento al que pertenecen, se animaron a acudir a unas elecciones primarias que por primera vez se realizaron en el Perú, con una modalidad diseñada por el Sistema Electoral peruano que, a todas luces, fue un fracaso, pese a que Piero Corvetti Salinas, jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), encargada de esos comicios partidarios, sostuviera que “el Sistema Electoral peruano ha demostrado que sí se pueden hacer elecciones con calidad en épocas de pandemia”.

VER TAMBIÉN:

¿Si las elecciones internas fueron exitosas, por qué el presidente del Jurado Electoral Especial de Coronel Portillo, Américo Gutiérrez Pinedo, o el jefe de la Oficina De Procesos Electorales Descentralizada de Coronel Portillo (ODPE), Carlos Aparicio Coras, desde esos días recientes, de elecciones internas, se negaron a informar sobre la legitimidad o ilegitimidad en el que resultaron incursos los candidatos a ser inscritos en las siguientes horas.

Como no se encontraba donde debía estar, al presidente del JEE se le dejó recados para que aclare situaciones como la presentada en la interrogante; no dijo nada respecto a la existencia de alguna normatividad que pueda legitimar los resultados de dichas primarias.

Entre tanto, el jefe de la ODPE dijo a uno de nuestros reporteros que no sabía nada y que averiguara en la ONPE, en Lima. Como si fuera poco, en Lima, tampoco el JNE ni la ONPE respondieron estas inquietudes planteadas de manera virtual.

Lo que preocupa es que, en todos los casos, las elecciones internas manifestaron un serio ausentismo, lo que solo termina denotando que ninguno de los electos logró legitimidad entre sus votantes de las elecciones internas.

Para 25 millones 287,954 electores que integran el Padrón Electoral Nacional, ¿Es legítimo que se inscriba como candidato alguien que solo logró 7 votos en su propio partido? ¿Es legítimo que tenga opción de ocupar una curul si logra la votación requerida en los comicios generales del 11 de abril del 2021?

Procuramos encontrar alguna norma que defina cuál es el quórum que debe alcanzar un postulante a ser candidato presidencial o congresista o parlamentario andino, pero solo encontramos que en la Ley Orgánica de Elecciones 26859, en la Ley 31038 sobre Normas Transitorias a la Ley Electoral para aplicarse solo en este proceso de Elecciones Generales del 2021, en la propia Ley 28094 de Partidos Políticos, así como en los estatutos partidarios y en los reglamentos de elecciones internas de cada partido en contienda, no existe ningún artículo específico que señale que para ser ganador a una postulación a las instancias del poder político, es necesario tener un mínimo de respaldo electoral en sus comicios internos.

Tampoco se señala cuándo dichos procesos podrían ser anulados si se producen ausentismos escandalosos como los ocurridos en las recientes internas celebradas el 29 de noviembre de manera directa y el 6 de diciembre por delegados.

Ni siquiera la ONPE, y menos la ODPE, llegó a informar cuál fue el resultados de las elecciones internas para designar a sus delegados. De esa manera incumplieron el principio de publicidad de los procesos electorales que manejan.

En el mejor de los casos, entre las normas legales en vigencia para dichas elecciones internas, se señala que éstas se desarrollaron en virtud a los estatutos y reglamentos electorales internos de cada partido. Y los reglamentos de los partidos dicen que lo harán en concordancia con las leyes vigentes. Y las leyes vigentes no dicen nada en concreto de lo que preocupa y que, reiteramos, es saber si legalmente es legítimo que alguien sea candidato cuando no tuvo ni el cinco por ciento de sus partidarios afiliados en sus padrones electorales, verificados por la ODPE –en caso de las primarias para congresistas en las provincias- y de la ONPE para las elecciones nacionales, en base a la información proporcionada por el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC).

Según el artículo 11.2 del Reglamento de Elecciones Internas, aprobado por la Resolución Jefatural 003310-2020-JN/ONPE, “Las organizaciones políticas determinan los requisitos, la modalidad de inscripción y el número de sus postulantes de acuerdo con su normativa interna y en cumplimiento de las normas electorales, tal como lo establece la Ley Nº 31038. Pero no existe ningún requisito que defina cuál es la votación que deban obtener los postulantes para concretar las candidaturas.

Incluso, el artículo 12.3 de ese reglamento, establece que “De advertirse que la organización política no ha precisado de forma clara y expresa la modalidad para celebrar las elecciones internas de sus candidatas y candidatos (es decir de forma directa o por delegaturas), la ONPE le otorgará un plazo máximo de dos días calendario para que la precise. De no realizarse la precisión en el plazo otorgado, de oficio, la ONPE determinará que la modalidad de las Elecciones Internas será con voto universal, libre, voluntario, igual, directo y secreto de los afiliados”.

Al menos en Ucayali eso no fue necesario, pero el desarrollo de las Elecciones Internas demostró que la administración del proceso electoral no genera confianza. Tampoco lo generan los organismos del Sistema Electoral porque no ofrecen esas garantías, al no ser suficientemente transparentes para esclarecer serias dudas, como las que planteamos en esta nota.

Asimismo, en la Ley que establece Normas Transitorias para las Elecciones Generales del 2021, en el Marco de la Emergencia Sanitaria, en su séptima disposición, inciso 2, también se determina que “Para la inscripción de la lista final de candidatos es obligatorio presentar únicamente una lista completa de acuerdo a ley”, pero ni siquiera menciona que tiene que haber pasado por comicios internos y que en esa instancia tendría que haber logrado algún porcentaje mínimo de votos que legitimen a los postulantes.

En el inciso 4 de la misma disposición, se indica que “La organización política puede establecer mayores requisitos a los señalados en la presente disposición”, pero ninguna lo hizo y, por el contrario, soslayaron la importancia que tiene la votación interna para tener claro el respaldo electoral con el que el candidato se presenta a las elecciones para alcanzar una curul en el Congreso.

En lo que corresponde a la Ley Orgánica de Elecciones 26859, hace la precisión que para alcanzar una curul se aplica el método de la cifra repartidora (Artículo 121), pero “Para acceder al procedimiento de distribución de escaños del Congreso de la República se requiere haber alcanzado al menos seis (6) representantes al Congreso en más de una circunscripción electoral, es decir cinco por ciento (5%) del número legal de sus miembros o haber alcanzado al menos el cinco por ciento (5%) de los votos válidos a nivel nacional” (Artículo 20), pero eso ya es durante las elecciones generales, existiendo siempre una imprecisión con respecto a las elecciones internas.

Entre los impedimentos para ser candidatos al Congreso, la Ley Orgánica de Elecciones, en su artículo 113, hace mención a ser ministros, jueces, fiscales, miembros de las fuerzas armadas y de la Policía Nacional, entre otros, pero “Tampoco pueden ser elegidos congresistas quienes no se encuentren debidamente inscritos en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil, los deudores de reparaciones civiles inscritos en el Registro de Deudores de Reparaciones Civiles (REDERECI) y los deudores inscritos en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos (REDAM)”.

Y en su artículo siguiente se complementa que también están impedidos de ser candidatos “los comprendidos en el Artículo 10º de esta Ley, así como los trabajadores y funcionarios de los Poderes Públicos y de los organismos y empresas del Estado, si no solicitan licencia sin goce de haber, la cual debe serles concedida 60 (sesenta) días antes de la fecha de las elecciones. Asimismo, los que hayan sido cesados o destituidos como consecuencia de inhabilitación dispuesta por sentencia en proceso penal”.

¿ES LEGÍTIMO SER CANDIDATOS CON ESTAS VOTACIONES?

En las elecciones internas directas y por delegaturas, los resultados fueron, en Acción Popular (Yohny Lescano para Presidente), una votación de 1462 votos de respaldo nacional, cuando su padrón electoral, hasta marzo de este año, registraba una militancia de 227,818 electores. En sus padrones para Pucallpa contaban con 53 adherentes y para Atalaya con 60.

En Alianza Para el Progreso, que lleva a César Acuña al sillón de Pizarro, fueron a votar solo 26 personas, contando con un padrón de 222,809 integrantes. En Ucayali solo se registraron 40 en Manantay y 5 en Padre Abad.

Hernando de Soto, quien postula a la Presidencia por Avanza País, consiguió 39 votos para un registro habilitado de 7903 militantes.

Marco Arana, del Frente Amplio, fue respaldado en sus urnas por 492 votos, pero su padrón electoral contabiliza 10259 miembros.

Otro caso emblemático es el de Keiko Fujimor, con Fuerza Popular, de cuyos 16,109 ciudadanos que integran su padrón electoral, solo votaron 37 en todo el país. En Ucayali cuenta con 38 adherentes en Atalaya, 68 en Pucallpa, 35 en Padre Abad y otros 35 en Purús.

De Juntos Por el Perú, que postula a Verónika Mendoza, hubo 968 votos de respaldo para ella y sus candidatos congresales del país, en cuyo padrón suman 12,468 miembros. En Pucallpa su padrón suma 70 miembros.

Nidia Vílchez, del APRA, pese a que las encuestas no le dan mayor opción para su postulación a la Presidencia de la República, sin embargo en sus internas sacó 8588 votos de respaldo, dejando de manifiesto que hay siempre un voto disciplinado en su partido, que en Pucallpa registró solo 54 militantes en su padrón.

El ex presidente del Congreso y ex militante del fujimorismo, Daniel Salaverry, alcanzó más votos en las internas de Somos Perú, que Keiko Fujimori, con 2398 respaldos, que sin embargo son muy pocos para un padrón electoral de 146,614 integrantes de su organización que, sin embargo, no hay referencia de su padrón electoral en Ucayali.

El Partido Morado, de Julio Guzmán, tuvo el apoyo de 3022 electores, de un registro hábil de 17,592 miembros de su partido, entre los cuales existen 54 en Atalaya, 90 en Pucallpa y 70 en Padre Abad.

A Ollanta Humala pareciera que tampoco le fue tan mal con su Partido Nacionalista Peruano, que recogió 1129 adhesiones, que se achican cuando se observa que tiene 229,215 miembros en todo el país, 50 de ellos en Pucallpa y 55 en Padre Abad.

Tampoco la vio tan mal Alberto Beingolea, del Partido Popular Cristiano, quien mostró 2042 adherentes en las internas, que en realidad es muy poco para sus 265,613 miembros del PPC en su padrón. En esa masa, cuenta con 55 en Purús, 54 en Pucallpa y 54 en Atalaya.

Quien defraudó fue Francisco Diez Canseco Távara, quien en varias oportunidades ya fue candidato presidencial en su organización Perú Nación. Solo fueron a respaldarlo en sus ánforas partidarias 7 militantes, de los 8477 que se muestras en su padrón. Pero tiene inscritos en Ucayali. En Pucallpa están 73 y 67 en Padre Abad.

Otro que solo llevó a 7 simpatizantes a sus ánforas fue Ciro Gálvez, de Renacimiento Unido, quien reportó 20,486 ciudadanos en su padrón electoral, sin ningún respaldo en Pucallpa.

Podemos Perú, de Daniel Urresti, obtuvo 40 votos de respaldo, para un registro hábil de 7370 miembros, que incluyen a 55 en Manantay y 52 en Padre Abad.

El ex arquero de Alianza Lima, George Forsyth, de Restauración Nacional, atajó solo 68 votos de los 26,711 que suma en su padrón electoral, en el que incluye a 82 en Pucallpa y 52 en Aguaytía.

El FREPAP, que solo postula a congresistas, tiene un padrón con 42,978 militantes, de los cuales 138 están en Pucallpa y 112 en Padre Abad.

DEBE SABER

Las elecciones generales del 2021 se llevarán a cabo el 11 de abril del próximo año.

Los partidos políticos tienen hasta mañana para presentar sus solicitudes de inscripción de fórmulas presidenciales y listas de candidatos  al Congreso y Parlamento Andino. También será día de cierre del registro de organizaciones políticas. Las solicitudes de inscripción deben presentarse ante los JEE de cada jurisdicción.

En caso ninguno de los candidatos a la Presidencia obtuviese más de la mitad de votos válidos, se procederá a una segunda elección entre los dos primeros en votación, que será el domingo 6 de junio del 2021.

Los peruanos habilitados para sufragar son 25’287,954, de acuerdo al padrón elaborado por el RENIEC y entregado al JNE.

Los peruanos que cumplen 18 años desde la fecha que se cerró el padrón (11 de abril del 2020) hasta el día de los comicios (11 de abril del 2021) llegan a 549,648. Ellos fueron incorporados al padrón para que ejerzan su derecho y cumplan con su deber de votar, una vez que llegaron a la mayoría de edad.