17 Enero, 2021

Conoce al pediatra que entregó su vida profesional a la niñez peruana

Gregorio Roberto Ruiz Merino es el pediatra de mayor edad del INSN de San Borja, aunque actualmente efectúa labores administrativas. Acaba de cumplir 79 años de existencia, de los cuales 49 transcurrieron en el Hospital del Niño de Breña. Su oficio lo entregó con amor a los niños, niñas y adolescentes pobres del país y el Perú profundo.
Llegó al Hospital de Niño mucho antes de que se convirtiera en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN), en la década de los 70, cuando en sus salas de emergencias se atendían, durante un turno de guardia, entre 250 y 300 niños que ingresaban sin parar por problemas de neumonía, diarrea y otras complicaciones. A veces llegaban hasta 500, durante los fines de semana, recuerda el doctor Gregorio Roberto Ruiz Merino.

VER TAMBIÉN: Hospitales de Ucayali se plegarán al reinicio de la huelga médica


Entonces le decían ‘el flaco’ Ruiz y hacía su residentado de pediatría. “Llegaban casos de pequeños desnutridos, con anemia, infecciones respiratorias agudas, que muchas veces morían. Ver eso me marcó y tomé la decisión de dedicarme a evitar la mortalidad infantil en nuestro país”, rememora.
El adolescente talareño, el cuarto de 10 hermanos, el hijo de un obrero de la International Petroleum Company y de un ama de casa, piuranos también, quienes lo apoyaron en su deseo de ser médico, eligió quedarse en ese nosocomio para aprender en los años siguientes que la sonrisa de un niño que supera un episodio dramático en su salud es la satisfacción inexplicable más grande de la vida.