17 Enero, 2021

NAVIDAD ATÍPICA

Evidentemente que la pandemia hizo que todo cambiara drásticamente en todos los ámbitos de nuestras vidas y la del mundo entero de tal manera que se tiene que obviar o dejar de hacer muchas cosas que formaban parte de nuestra cotidianidad.

En esta caso, la Navidad de este 2020 será una celebración distinta y muy diferente a las demás, una celebración que es unión familiar por antonomasia y que este año, deberíamos evitar juntar a los demás integrantes del grupo familiar quienes no pasaron la pandemia juntos y que para evitar el contagio que hoy se está volviendo a incrementar y que hace temer un posible rebrote tal como está ocurriendo en el Reino Unido.

Es en estos difíciles momentos que se hace necesario recurrir a la ayuda que nos ofrece la tecnología y que hoy podamos celebrar una reunión con solo utilizar una de las muchas aplicaciones de nuestros teléfonos celulares, haciendo posible ver en tiempo real a nuestros familiares que viven a miles de kilómetros de distancia de nosotros.

Todas esas limitaciones representan un gran inconveniente para nosotros, que como latinos tenemos muy enraizados dentro de nuestro ADN el tema de los lazos familiares, es casi necesario para nosotros el departir con los nuestros ante cualquier celebración y la Navidad para nosotros es una fiesta en donde se debe celebrar con la mayoría de nuestros familiares.

Una Navidad sin familiares a quienes saludar, abrazar o simplemente desearles lo mejor en el año que se viene, no es lo natural ni lo normal, es por ello que la pandemia nos está obligando a pasar una Navidad atípica en donde muchos no podrán celebrarla con algunos de sus seres queridos que ya no están ya que perecieron por causa del Covid.

Pero debemos seguir adelante, esto aun no acaba pero no por eso debemos dejar de sentir la alegría de estar con los nuestros, celebrar las bendiciones incluso el de haber disfrutado de las vivencias de quienes ya nos tomaron la delantera, que esta Navidad diferente nos haga reflexionar acerca de lo frágiles que somos los humanos ante las enfermedades, pero a la misma vez lo fuertes que podemos ser para afrontar las dificultades.

Ante todo ello no podemos dejar de desearles a todos ustedes amigos lectores de Ímpetu una Feliz Navidad.