17 Enero, 2021

Contraloría advierte pérdida de 177 mil soles en alojamiento y alimentación

La Oficina de Control Interno del Gobierno Regional de Ucayali ha detectado responsabilidad penal y administrativa en ocho funcionarios por pagos excesivos en alojamiento y alimentación de los ucayalinos retornados a la región.

En el marco de la pandemia generada por el Covid-19, el gobierno dispuso un presupuesto extraordinario mediante el Decreto Supremo N°098-2020-EF.

VER TAMBIÉN: Empezó la era del gas en Cusco

Esto para cumplir con los pagos efectuados por servicios de alojamiento y alimentación para las personas en situación de vulnerabilidad, que venían de otras ciudades para retornar su domicilio habitual y que debían acatar catorce días de cuarentena.

La Contraloría señaló en su Informe de Control Específico 027-2020-2-5354 que el Gobierno Regional de Ucayali habría pagado 177,250 soles por habitaciones no ocupadas y alimentos no entregados durante periodos de cuarentena no cumplidos.

El informe, que corresponde al periodo del 26 de abril al 31 de agosto del 2020, afirma que los más de 177 mil soles pagados por servicios no brindados; fueron restados de  1’298,560 de soles girados el 6 de mayo al GOREU, mediante DS N°098-2020-EF. Además, afirma que dichos pagos se encuentran fuera del marco del Decreto Supremo en cuestión.

VER TAMBIÉN: Clases semipresenciales en zonas rurales no cumplirían protocolos sanitarios

La Contraloría adjuntó a su informe un listado de funcionarios sobre quienes recaería responsabilidad administrativa y penal, estos son Miguel Cardoso Lara, director de la Oficina Regional de Defensa Nacional del Gobierno Regional de Ucayali.

La responsabilidad de Cardoso, según el informe, es por haber solicitado el alquiler de toda la infraestructura de los diferentes establecimientos hoteleros a pesar de tener una relación de las personas trasladadas; además de un favorecimiento en la contratación a los Gavilanes Hotel S.R.L. Otros siete funcionarios cuentan con responsabilidad penal y administrativa.

A lo largo del informe, la Contraloría hace hincapié en el hecho que las solicitudes de pago de la veintena de órdenes de servicio fueron emitidas y firmadas por el Director de la Oficina Regional de Defensa Nacional, Miguel Cardoso Lara.

La Contraloría también identifica dos hechos financiados irregularmente durante con el presupuesto extraordinario asignado al Gobierno Regional de Ucayali, el pago de alimentos a diferentes trabajadores y el alquiler del famoso helicóptero.

La contraloría señala que los gastos descritos no están contemplados en el Decreto Supremo 098-2020-EF que específica que los recursos son para financiar alojamientos temporales y alimentación de las personas en situación de vulnerabilidad, que retornan a su domicilio habitual.

Finalmente, la Contraloría recomienda al gobernador regional Francisco Antonio Pezo Torres, deslindar las responsabilidades que correspondan. Además, invitan al Procurador Público de la Contraloría a dar inicio a las acciones legales penales contra los funcionarios comprendidos en el hecho con evidencias de irregularidad.

DESCARGO

Ante este hallazgo del órgano de control, se obtuvo el descargo  del vicegobernador regional Ángel Gutiérrez Rodríguez.

“Cuando se hacen estas evaluaciones, lo que hace la Contraloría son recomendaciones, entonces dentro de ellas dice haga “A”, “B” y “C” entonces, es la autoridad quien tiene que accionar, en este caso nuestro gobernador quien tiene que accionar”, señaló.

Como autoridad se actúa inmediatamente, no hay que dudar ante una investigación, si hay recomendaciones, inmediatamente se indica en un memorando al gerente general que actúe, comentó.

Sin embargo, ante el cuestionamiento sobre el rol de Asesoría Legal para recomendar al funcionario Cardoso Lara para no alquilar hoteles completos como es el caso del Hotel Los Gavilanes, aclaró que muchas veces como parte de la emergencia actuaban de forma inmediata ya que los procesos administrativos suelen ser lentos.

Ya después viene el control para ver si se ha actuado bien o no, y la Contralaría da las recomendaciones y la autoridad tiene que actuar.  

Por eso es que se hacen las investigaciones, el señor Cardoso tendrá su sustento, pero todo esto es parte de la emergencia que se dio, muchas veces la situación llega que esta enfermedad obliga a actuar en forma inmediata no a esperar en un proceso administrativo, lento, tardío; tratándose de la salud de las personas, me imagino que esa es la actitud que ha tomado, finalizó.

SIGRIDT RODRÍGUEZ