17 Enero, 2021

Retorno a clases presenciales

El Ministerio de Educación (Minedu), indicó que el regreso a clases presenciales dependería de cada colegio, padres y la posible segunda ola de COVID – 19.


La aparición de la nueva cepa, el acercamiento de la segunda ola de contagios y la falta de vacunas hacen incierto el futuro de las clases para los más de 8 millones de escolares. Entre la modalidad remota, la presencial o la semipresencial, esta última es la primera opción para la mayoría de casos.


El MINEDU asegura que la aplicación de esta dependerá de cada colegio, de los padres, así como las condiciones epidemiológicas y sanitarias que pueden cambiar regularmente.

Como primer filtro para que una escuela dicte clases, estará basado en el nivel de contagio en su distrito, no obstante, se harán excepciones en comunidades campesinas, nativas aisladas y territorios pequeños. Lima tendrá un tratamiento distinto, dado que muchos estudiantes se trasladan en transporte público para estudiar.


Las escuelas ya sean públicas o privadas deberán asegurar las condiciones mínimas sanitarias y acondicionamiento de baños. El aforo no debe ser mayor al 40 % por salón, ventilación, distanciamiento, así como kits básicos de higiene y sobre todo agua.

En relación a la bioseguridad, se coordinará con las Unidades de Gestión Educativa (UGEL) la entrega de mascarillas para docentes y escolares y con el Minsa la aplicación de pruebas moleculares o de antígenos para los primeros.


El último filtro será, la comunidad educativa conformada por directores, docentes, padres y estudiantes. Esto quiere decir que ellos deberán estar de acuerdo con el retorno a clases presenciales, semipresenciales o remotas para que se evalúe cómo se implementará.

Otra medida prevista para este año, es que los docentes continúen con el mismo grupo de alumnos que tuvieron previamente el 2020. La norma, además prohíbe formaciones en el patio o desfiles; también hace referencia a un horario flexible.


El Minedu, indica que a partir del próximo mes los padres podrían tener una mayor claridad sobre cómo serán las clases, cuyo inicio no sería necesariamente el 15 de marzo.