Cultivos ilegales y agricultura migratoria deforestaron 28 mil hectáreas

¡Muy preocupante! El avance imparable del sembrío de cultivos ilegales (hoja de coca) y el cambio de uso sin autorización (agricultura migratoria) son los principales causantes de la deforestación en los bosques amazónicos en la región Ucayali.

En la presentación de los resultados del Análisis de Pérdida de Cobertura Boscosa, mediante Alertas Tempranas de Deforestación en Ucayali periodo 2020, sólo en los meses de enero a septiembre se perdieron 28,284 hectáreas (ha) de bosques.

La data precisa que los distritos con mayor incidencia son: Masisea a la cabeza (3181 ha por cultivos ilegales y 1977 ha por agricultura migratoria) y le siguen Callería, Tahuanía y, juntas acumulan más del 50% de la pérdida de cobertura boscosa.

La exposición estuvo a cargo de la Gerencia Regional Forestal y de Fauna Silvestre (GRFFS- Ucayali) que argumentó que la mayor cantidad de perdida es por el incremento de la siembra de cultivos ilegales, e incluso detectaron varios aeródromos clandestinos.

“Estas actividades ilegales acaban con nuestros bosques y perjudican la trazabilidad del sector forestal; principalmente se realizan en lugares alejados y aislados. Vamos a un plan de acción con carácter de urgencia”, refirió Marcial Pezo Armas, gerente forestal.

Preciso que estas organizaciones delictivas se instalan en zonas aleadas y de difícil accesibilidad, convirtiendo a las concesiones forestales, bosques de producción permanente y comunidades nativas en sus potenciales víctimas y centro de operaciones.

TOMARÁN ACCIONES

El gerente manifestó que elaborarán un plan de acción con carácter de urgencia y de manera conjunta con las autoridades que integran la Mesa Regional de Control y Vigilancia Forestal y de Fauna Silvestre, integrado por el Gobierno Regional de Ucayali, Fiscalía Ambiental, Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre, Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental, Policía Nacional del Perú, Ministerio de Cultura, Superintendencia Nacional de los Registros Públicos, entre otros.

La mesa se reunirá este 14 de diciembre y solicitarán que entre los integrantes se añada a los concesionarios forestales y a los representantes de las comunidades indígenas por ser los afectados por estas actividades ilícitas.

Añadió que por el momento para intentar frenar este avance negativo comenzaron a reconocer e implementar a los Comités de Vigilancia y Custodio de Patrimonios Forestales en las comunidades a fin de que estos informen de las actividades ilegales.

Y que el próximo año se creará la Unidad Funcional de Catastro y Monitoreo Satelital y realizarán un vuelo sobre las áreas afectadas para confirmar el daño forestal, finalmente explicó que busca reforzarse la gobernanza forestal en la región.

ALI RODRIGUEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *