Padres de familia y directora del colegio Hipólito Unanue se sienten en abandono

La Institución Educativa Hipólito Inanue, nivel primario, ubicado en el kilómetro 15, margen derecho, se ha convertido en un peligro para los niños desde el 4 de septiembre del 2020, tras caer un árbol gigante encima de uno de sus salones y derrumbar toda la infraestructura. Esto lo habría ocasionado Carlos Murrieta, vecino del colegio. Hasta la fecha se encuentra tal cual, “nadie se ha apersonado a reparar este daño”.
Ante esto, decenas de padres de familia, cansados de esta situación, con carteles en mano, protestaron contra las autoridades regionales exigiendo una nueva infraestructura que garantice la seguridad de los estudiantes. Lo más preocupante es que este colegio fue seleccionado para ser local de votación y el estado en que se encuentran las aulas, es riesgoso para los que irán a sufragar.

VER TAMBIÉN:Ardieron cuatro viviendas en Manantay


Entre las declaraciones de los padres de familia se destaca: “Señor Gobernador visite el colegio Hipólito Unanue que lo necesita”; “Queremos justicia, nos sentimos en abandono”; “Ya inician las clases y nuestras aulas se caen a pedazos”; “Directora de la DREU y UGEL acuérdense de esta institución”.
Diario ÍMPETU llegó hasta este colegio y dialogó con la directora encargada, Priscila Ruiz Cárdenas, quien dijo sentirse abandonada por las autoridades competentes. Pidió ayuda a la DREU, recibiendo como respuesta por parte de la directora Juana Tello que limpie junto a los padres de familia los daños que ocasionó la caída de este árbol.

VER TAMBIÉN:Detectan perjuicio económico de 37 mil soles en Municipalidad de Tahuanía


Ruiz Cárdenas, advierte que la caída de este gran árbol fue a propósito y lo ocasionó Carlos Murrieta, un ciudadano con quien desde hace dos años tienen conflictos por la división del terreno. Indica que ha solicitado apoyo a los entes responsables, hasta llegó hasta el Congresista Tuanama, sin embargo, nadie ha dado una solución.
“Ha pasado más de medio año y el aula sigue tal cual, nadie ha venido a repararla, esperan que nosotros, que no contamos con los materiales necesarios arreglemos el daño. La ONPE me pidió seis aulas y no puedo brindar un salón en ese estado. Queremos que nos apoyen, más de 200 niños asisten a este colegio y es lamentable como se encuentra”, señaló.
Para finalizar, los padres de familia anunciaron que no enviarán a sus niños a clases hasta que las autoridades visiten la institución y reparen los daños ocasionados, inclusive, dijeron que les pagarían el pasaje.


GABRIELA SÁNCHEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *