QUE NO SEA “PAPEL MOJADO”

0
4

Para hacerle frente la problemática de la violencia de género, durante la sesión 130 del Acuerdo Nacional, se suscribió el “Pacto Nacional de Lucha contra la Violencia y la Discriminación hacia las Mujeres y por el Pleno Ejercicio de sus Derechos”. Y para que no sea un documento más en los anaqueles burocráticos, Max Hernández, Secretario Ejecutivo del Acuerdo Nacional (AN), comenta cuáles son los alcances esperados, hacia un futuro con igualdad.
A 200 años de la independencia, este pacto nacional resulta clave para avanzar en materia de derechos de las mujeres, Hernández responde “en el Acuerdo Nacional estábamos muy conscientes de que no tenemos una representación institucional de la mujer”.
Si fue difícil buscar un consenso, dice que en AN a lo largo de estos casi 20 años de su existencia, “tenemos la idea de que debemos buscar un consenso. Y, por lo tanto, somos de una cortesía y una vocación de escucha importante. Todos tenemos muy claro que escuchar es más importante que hablar. Lo que queremos ahora es, distribuir, difundir, llevar este pacto a la mayor parte de las instituciones y a la sociedad, que pueda leerse e interiorizarse en su dimensión más profunda.

VER TAMBIÉN:LA VIOLACIÓN DE NUESTRO ESPACIO AÉREO


Con el pacto, se ha puesto en relieve la gravedad del problema de la violencia contra las mujeres exacerbada en esta época de pandemia. Hemos planteado también la necesidad de brindar un trato digno a las víctimas y de evitar su revictimización y que esto se tiene que hacer mediante acciones de prevención.
Hemos ido un poquito más allá. Hemos reconocido el deber de la sociedad, de proteger los derechos de las mujeres, de fomentar programas de educación, de formación, de capacitación que les permitan alcanzar autonomía económica, acceso al trabajo digno, pero también participar en las organizaciones sociales y comunales, de manera que todo esto incida de verdad en la igualdad de oportunidades y que estén realmente reconocidas, aceptadas y valoradas”.

El psicoanalista, incide en materia que domina, la salud mental: No es solamente aquello que afecta a la víctima. Porque un victimario es alguien que también está padeciendo un serio problema de salud mental. Pero lo grave es que no todos los agresores serían catalogados como serios enfermos mentales, lo que están mostrando son las locuras privadas, que tenemos hombres y mujeres, esas locuras que no son diagnosticadas por el psiquiatra, pero que transitan cotidianamente, que conforman aquello que Freud hubiera denominado la psicopatología de la vida cotidiana.

VER TAMBIÉN:¡Como cambian los tiempos Venancio! ¿que te parece?


Tenemos una espiral de agresión. Así como la pobreza no es sólo un asunto monetario. No es sólo un asunto cultural, es un asunto psicosocial y psicológico, la violencia tampoco es sólo la expresión última de esta violencia. Es una cultura de la violencia.
Son múltiples formas, y es un gravísimo problema de salud mental. Y sabemos que, en una situación como ésta, de pandemia, recluidos como estamos, no sólo en nuestras casas. El encierro en una bruma de incertidumbre, de terror a la muerte, de falta de esos contactos que nos refuerzan las ganas de vivir, que nos refuerzan la propia autoestima, encerrados en eso la violencia aumenta.
Cuál es el mensaje a la sociedad; lo primero es expresar la solidaridad con las víctimas y resaltar la resiliencia. Hay traumas brutales que marcan, que dejan cicatrices, pero la vida puede continuar. Y esto es muy importante. Este pacto es apenas un puntito de partida. y es una plataforma para seguir pensando.
Y seguir pensando hombres y mujeres en la necesidad de una igualdad entre estas dos grandes mitades de la población.

VER TAMBIÉN:EL DRAMA DE LA EDUCACIÓN EN PANDEMIA

EXPECTATIVAS PARA EL NUEVO GOBIERNO
La sociedad debe difundir este pacto. Si no se hace conciencia, si no se interioriza va a ser papel mojado. Y hay una lamentable tradición entre nosotros de que las leyes son eso, apenas papel mojado.
Lo importante es que es un pacto para leerlo y para interiorizar. Habrá partes que afectan más a ciertos sectores que a otros. Y el conjunto defenderá todo el pacto. Evidentemente es una tarea para quien gobierne el país. Y sabemos cómo están las cosas, que gobernar no va a ser fácil. Hay esa fragmentación ahí, esa pluralidad de alternativas, hay posiciones que parecen ser irreductibles.
Quisiera que, en términos del futuro político, que las personas interesadas en el pacto lo planteen de inmediato a los congresistas, o cuando menos, a los elegidos con mayor número de votos en cada uno de los partidos que van a llegar al Congreso, que les hagan ver la importancia de este pacto. Esto es una tarea de todos.
Lo único que puedo decirles, esperemos que esto implique una movilización, repito no sólo de las mujeres.
Encuentra el pacto: https://www.acuerdonacional.pe/2021/03/sesion-130-pacto-nacional-de-lucha-contra-la-violencia-y-la-discriminacion-hacia-las-mujeres-y-por-el-pleno-ejercicio-de-sus-derechos/

Por: Yris Silva Orbegoso

Deja un comentario