Chata maderera habría provocado el deceso de una persona

0
2

La localidad de Vinuncuro, por el río Tamaya, a ocho horas en bote desde el puerto del Reloj Público, fue “invadida” por un grupo de madereros, los mismos que diariamente trasladan grandes embarcaciones conocidas como “chatas” de madera, ocupando la totalidad del río. Una de estas embarcaciones habría hundido a un bote provocando la muerte de un ciudadano. Este último fin de semana recién se encontró su cuerpo.
Pablo Ruiz, es el nombre de la persona que hace algunos días se trasladaba en una pequeña embarcación hace cinco días en compañía de un menor, el cual aún no fue identificado. Testigos se comunicaron con nuestro medio para informar que cuando se venían trasladando apareció una chata y con las oleadas que esta embarcación produce hundió al pequeño bote, dejando a sus tripulantes en medio de la nada.

VER TAMBIÉN:Mejoraran pista de aterrizaje y ampliaran cerco perimétrico del Aeropuerto


El niño afortunadamente se salvó del naufragio, sin embargo, Pablo Ruiz no corrió con la misma suerte. Según información el menor habría perdido a sus padres hace años en la matanza a cuatro indígenas en Saweto, por el cual vivía con este señor, asimismo recibía una bonificación por parte del Estado peruano.
Tras días de naufragio, este último sábado por primera vez fue visto el cadáver de Pablo Ruiz en medio del río y fue rescatado de las profundidades por los lugareños. Amigos y conocidos exigen justicia y afirman que desde que los madereros llegaron a la zona hacen lo que quieren, ocupan toda la amplitud del río y no respetan a las pequeñas embarcaciones.


GABRIELA SÁNCHEZ

Deja un comentario