Feminicida confesó que mató a su expareja por celos

0
14

Un desquiciado hombre mató a su exconviviente de tres puñaladas la madrugada del jueves santo. Primero la asfixió con una almohada le golpeó con una martillo en la cabeza ocho veces y con un filudo cuchillo de cocina le incrustó en la yugular luego en el ojo izquierdo finalmente le asestó el cuchillo en la boca.
Nilton Michel Dávila Cerna de 40 años, confesó el crimen de su expareja y luego de cometer el atroz crimen llamó al celular del primo de la occisa para indicarle con tal frialdad que acuda a la vivienda de ‘Chelita’ ya que su prima “Ya está en el cielo” y retire de sus brazos a la menor de 7 años quien padece de síndrome de Down.
Su primo, hijo y su pareja acudieron rápidamente a la humilde vivienda que ella misma había construido a base de plástico y calaminas donde la occisa habitaba hace tan solo semanas en el asentamiento humano Nueva Soledad altura del kilómetro 10 en el distrito de Manantay.

VER TAMBIÉN:Anciano terminó con el cráneo fracturado luego de ser atropellado


Recostada en una cama encontraron a la pequeña abrazando en toda su inocencia al cuerpo de su madre Ángela Collazos Arimuya de 49 años cuyo cuerpo ya no tenía signos de vida y a lado en otra cama descansaba un adolescente de 13 años, también primo de la fallecida quien por el cansancio no logró escuchar nada de lo ocurrido.
Desde el momento del crimen Dávila Serna se mantiene en la clandestinidad de donde viene efectuando llamadas telefónicas al primo y otras personas indicando que está cerca al lugar de los hechos y hasta advierte que ejecutara a la ‘tía y sobrina’ de la fallecida acusándoles supuestamente de haber sido las que provocaron su separación.
Luego con la voz entrecortada el criminal admite haber cometido una locura a sus 40 años y asegura que lo hizo por celos ya que él mismo había descubierto la supuesta infidelidad. Sus familiares sostienen que la fallecida, tres días antes de su muerte acudió a la comisaría a denunciar las amenazas que recibía; sin embargo, sus familiares refieren que le restaron importancia.

VER TAMBIÉN:Motociclista y su pareja sufren un violento despiste


La occisa era natural de Iquitos y el feminicida es de Bagua en el departamento de Amazonas se conocieron hace once meses a través de las redes sociales e iniciaron una relación sentimental en nuestra ciudad, unión que siempre estuvo llena de conflictos según los testimonios de sus vecinos.
Los investigadores de la PNP comenzaron a rastrear la ubicación de su celular y para ello se desplazaron hasta la ciudad de Aguaytía; sin embargo, se conoció que su ubicación satelital según sus coordenadas actualmente cruzó Puerto Picota en el departamento de San Martín.
Sus familiares y vecinos al mediodía de ayer concurrieron al cementerio en el distrito de Manantay, donde le brindaron cristiana sepultura en medio de escenas de profundo dolor. Los vecinos montaron guardias durante la madrugada ya que dijo que regresaría a la vivienda con flores para encender velas y orar por el descanso eterno de su alma. Pero no apareció. La niña permanece al cuidado de sus familiares.


CEYMO RENGIFO

Deja un comentario