Sheyla Vargas enferma de Covid-19 está al borde la muerte

0
8

Sheyla Vargas Aspajo, de 56 años, está gravemente enferma, tiene neumonía; producto del Covid-19 y requiere un balón de oxígeno para superar este mal. Sus familiares gastan alrededor de 300 soles diarios para mantenerla con vida, a la semana más 2 100 soles y en 20 días, el monto superará los 8 400 soles.

Coronavirus: 5 características que hacen tan mortal a la covid-19 - BBC  News Mundo
Covid-19

Todas las madrugadas el hermano de Sheyla Vargas o la pareja de esta, hacen colas para recargar -hasta la mitad- el balón de oxígeno de 10 metros cúbicos que desde hace 10 días se convirtió en su soporte de vida. Luego, empiezan su mañana trabajando como motocarristas con la incertidumbre de que si «la fería» de ese día será suficiente para solventar los gastos de la mañana siguiente.

Los 4 hijos de Sheyla, aún menores de edad, podrían sumarse a los más de 11 000 mil huérfanos que dejó el coronavirus desde su llegada al Perú. Pero, pese a eso, los adolescentes de 16, 15, 11 y, el niño de 6 años aún tienen la esperanza de que su progenitora se recupere.

ENTREVISTA

En una conversación con Ímpetu, la mamá de la víctima del Covid, rogó, como último recurso, que puedan alquilarle un balón de oxígeno o vendérselo a un precio libre de codicia.

Sheyla se dedicó, hasta antes que cayera en cama, al cuidado de sus hijos desde hace más de 15 años, y ahora está postrada en un lecho, impedida de levantarse siquiera para ir al baño. Es tratada en casa porque los hospitales no tienen espacio para ella, por ello que su mamá la cuida y atiende como cuando era niña y gozaba de buena salud.

La causa que terminó llevándose la vida de más de 52 mil peruanos en un poco más de un año, y con ello arrebató la alegría de sus hogares, ahora pretende apagar la luz de la familia Vargas Aspajo, y asecha a Sheyla, como lo haría el más frívolo cazador.

Si deseas apoyar puedes comunicarte al 932 411 364 o al 902 988 518, también puedes acercarte al Jr. Los Eucaliptos Mz J Lt 3 del asentamiento humano Jesús María.

Es una carrera contra el reloj, cada hora es una hora menos para ella. El oxígeno se le acaba y la vida también.

INFORMA: MARTHA ZACARIAS



Deja un comentario