Atalaya: Seis de cada diez alumnos no recibieron acompañamiento psicológico

En la provincia de Atalaya, “60 de cada 100 niños no ingresaron a sus clases virtuales” en el último año, según advirtió la directora regional de Educación, Juana Tello, por lo tanto 6 de cada 10 estudiantes tampoco recibieron acompañamiento psicológico virtual por parte de sus instituciones educativas, ¿la razón?, carencia de facilidades para el acceso a las clases virtuales. Los psicólogos educativos trabajan con los estudiantes y familiares para mejorar los aspectos asociados a la salud conductual, social y emocional de los estudiantes. Los que reciben este tipo de apoyo alcanzan un mayor éxito académico en sus instituciones.
Hasta antes de la pandemia Atalaya contaba con más de 13 000 estudiantes que necesitaban educación intercultural bilingüe en sus 332 instituciones bilingües. Los estudiantes son de los pueblos originarios; Asháninka (7730), Yine (2226), Ashéninka (1761), Shipibo-Konibo (1093), nahua (100), Matsigenka (56), Yaminahua (55) y Amahuaca (46). Aunque hay maestros que están realizando sus clases semipresenciales en la provincia (pese a estar prohibido por el Gobierno), ya que es la “la única manera que se conecten” los alumnos, no hay psicólogos educativos en la zona que desarrollen sus actividades con esta misma metodología (semipresencial), por la misma razón.

VER TAMBIÉN:Defensoría del Pueblo tutela los derechos humanos y la democracia

“A los estudiantes de psicología que van a realizar sus Serums -Servicio Rural Y Urbano Marginal en Salud- o internado en las comunidades de Atalaya, les es muy difícil por las diferentes lenguas de sus pueblos originarios y con un adolescente normalmente se establece una comunicación más eficaz cuando es en su lengua materna. El acompañamiento psicológico no se puede dar en esas zonas porque la virtualidad es escasa”, aseguró Lucero Z. Poma, estudiante de psicología de la Universidad Nacional de Ucayali. Una realidad completamente diferente se vive en la parte céntrica de la región; en la institución educativa San Fernando del distrito de Manantay, los estudiantes sí tienen acompañamiento psicológico. Este colegio cuenta con una psicóloga permanente y seis practicantes que realizan su internado. “Un alumno recibe asistencia al día, sobran los psicólogos”, sostuvo la docente Eudomilia Saldaña. Los alumnos que presentan una conducta negativa pasan al mando de psicología, realizan talleres con los padres y el alumnado, puesto que dicha área es “una necesidad” en este contexto de emergencia sanitaria.

MÁS
En Ucayali, en lo que va del año al menos 3 adolescentes se suicidaron, esa cifra representa el 60% del total de suicidios. Ellos eran estudiantes y quizás su destino habría sido diferente si hubiesen recibido la ayuda oportuna.


MARTHA ZACARIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *