La corrupción golpeó a la Municipalidad Provincial de Purús

0
53

La corrupción nuevamente golpeó a otra comuna en Ucayali, esta vez a la Municipalidad Provincial de Purús, que vive una situación de inestabilidad política y administrativa: con un alcalde prófugo de la justicia y dos regidores rivalizados por la encargatura de la alcaldía.
Sumada a esta problemática está la polarización en la población, el concejo edil, e inclusive la Policía y la Fiscalía. El primer enfrentamiento por la alcaldía se dio en la capital de la provincia fronteriza, Puerto Esperanza y ayer en la oficina de enlace de la ciudad de Pucallpa.

VER TAMBIÉN:Informe final sobre presuntas irregularidades en el GOREU

ENCARGATURA PRÓFUGA
En julio de 2020, Leerner Panduro Pérez, alcalde titular de Purús, fue detenido en su vivienda de Pucallpa por presuntamente coimear a algunos de sus regidores para que firmen actas de sesiones de concejo que nunca se realizaron, intentado evitar su vacancia por inasistencia.
La denuncia fue presentada por los regidores Eliseo Puricho Bardales y Lorenzo Bardales Jijida. El alcalde, a los días fue liberado para ser investigado en libertad; tras un largo limbo judicial, en febrero del 2021, la justicia ordenó detención domiciliaria al alcalde. Al ser detenido en su vivienda de Pucallpa por el presunto delito contra la administración pública en la modalidad de cohecho activo genérico, peculado y falsedad ideológica, Panduro delegó momentáneamente la alcaldía al segundo regidor, Jesús Montes Meléndez.
El 27 de abril de 2021, la Primera Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Ucayali, varió la condición del alcalde y ordenó nueve meses de prisión preventiva contra Panduro Pérez; entonces pasó a la clandestinidad, pero dejando a Montes en la alcaldía.

VER TAMBIÉN:Ucayali: Capacitan a emprendedores en temas financieros

¿ENCARGATURA FRAUDULENTA?
Ante la situación judicial del alcalde Leerner Panduro, el Concejo Municipal de Purús sesionó el 30 de abril y mediante acuerdo N° 004-2021-CM-MPP, por unanimidad aprobaron la suspensión del alcalde Lerner Panduro mientras dure su pedido de prisión preventiva.
Pero el concejo edil no solo suspendió al alcalde, también aprobó que el segundo regidor, Jesús Montes Meléndez sea el encargado del despacho. Esta situación es cuestionable porque según la Ley Orgánica de Municipalidades quien debería asumir la encargatura es el primer regidor.
El primer regidor es Eliseo Puricho Bardales el denunciante del alcalde. Pero según se informó a esta redacción el concejo aprobó vacarlo por no asistir a las sesiones de concejo, las mismas sesiones que nunca se habían dado y por lo cual el alcalde está prófugo.

VER TAMBIÉN:Entrega completa de la obra del HRP sería en diciembre

DENUNCIAS POR ABUSO DE AUTORIDAD
Sandra Olivera Lara, abogada de Eliseo Puricho Bardales
calificó de ilegal la vacancia contra su patrocinado, e informó que denunció a los miembros del concejo municipal por la arbitraria vacancia. Asimismo indicó que la instancia que debe pronunciarse es el Jurado Nacional de Elecciones.
La abogada señaló que al ser ilegal la acción contra Puricho Bardales, a él le toca asumir la alcaldía de Purús y no al segundo regidor, LOM, Artículo 24. “En caso de vacancia o ausencia del alcalde lo reemplaza el Teniente Alcalde que es el primer regidor hábil que sigue en su propia lista electoral”.

VER TAMBIÉN:Manantay: informan avances de titulación mediante Ley N° 31056

PUGNA ENCARNIZADA
Al ser suspendido Panduro, Eliseo Puricho Bardales como primer regidor a inicios de semana, amparado en la LOM acudió a la municipalidad de Purús, en Puerto Esperanza a ocupar la encargatura; pero fue impedido por los funcionarios, regidores y parte de la población. En ese distrito solo hay 6 efectivos policiales, cantidad insuficiente para garantizar la seguridad, y ante un posible escenario de violencia que pudiese traer consecuencias fatales, Eliseo Puricho desistió en ese momento de ocupar la oficina de alcaldía.
Ayer, Eliseo Puricho acudió a la oficina de enlace de la municipalidad en la ciudad de Pucallpa, a ocupar el cargo, al principio se le entregó las llaves y se le dejó entrar; sin embargo los partidarios opositores llegaron y armaron otra escena de violencia.
Fue necesaria la presencia policial y de la Fiscalía para evitar mayores grescas. Al final en esta sede Eliseo Puricho tampoco prevaleció. Sandra Olivera Lara denunció que ni la Policía ni la Fiscalía hicieron cumplir la ley, presume que habría irregularidades o favorecimientos. La situación de la municipalidad de Purús es crítica debido al desgobierno a su interior, que ha partido a la provincia en dos bandos dispuestos a ir a mayores por sus tendencias. Urge el pronunciamiento del JNE para que el problema se resuelva, aunque sea temporalmente.


ALI RODRIGUEZ

Deja un comentario