Parir en cuclillas: la costumbre que se va perdiendo

Desde la mitología turca, la cultura egipcia, azteca, romana, moche, asháninka, shipibo, entre otras más, se arraiga la costumbre de que las mujeres deben de dar a luz en cuclillas, pero en la actualidad en las zonas urbanas de Ucayali, el Perú y el mundo realizan su labor de parto en su mayoría acostadas en una camilla.
“Las mujeres dan a luz en cuclillas porque sienten menos dolor y es una forma más práctica de hacerlo”, comenta Birijisbe Guimaraes, mujer líder indígena de la comunidad shipibo dedicada a la docencia. Esta opinión sin saberlo concuerda con la de algunos expertos donde mencionan que este tipo de parto ayuda a la mujer porque la gravedad actúa a su favor, que el feto sufre menos y está más oxigenado, que las contracciones son más frecuentes y eficaces, que el dolor disminuye y, con él, la necesidad de administrar analgésicos y reduce las malas posiciones fetales.
Esta tradición ancestral se está perdiendo, porque según Guimaraes, ahora “la mayoría da a luz echada”, y es que las mujeres que aún paren así (en cuclillas) es porque no pueden acudir a una posta médica por la lejanía en la que se encuentra o si llegan a una “no tiene el personal necesario para atenderla”, por lo que tienen que dar a luz solas o con la ayuda de una partera, que alivia sus dolores con plantas medicinales y aceite de raya.

VER TAMBIÉN:Estado de salud de Jerly Díaz y su bebé en peligro


Pero, ¿por qué se adoptó la costumbre europea de parir así?
En la actualidad hay dos teorías, una proviene de Francia, donde se dice que en el siglo XVII el Rey Sol de Francia, Luis XIV, motivó a promover esta práctica en toda su población, tanto así que esta influencia llegó incluso hasta nuestros días. Luis XIV disfrutaba de ver a las mujeres dar a luz, después de que su esposa María Teresa de Austria estaba a punto de tener a su hijo, este rey ordenó que la pusieran en dicha posición para poder observar gustosamente y de una mejor manera el nacimiento de dicho pequeño y sintió satisfacción cuando lo vio.
La otra teoría también data del mismo siglo y del mismo país, pero manifiesta que el famoso obstetra Mauriceau acostó a las mujeres a punto de parir para poder aplicar el gran invento de esos tiempos: el fórceps (Instrumento en forma de pinza que se utiliza para ayudar a salir al bebé). La práctica se normalizó hasta la fecha.
Es de destacar que el Ministerio de Salud promueve los partos con adecuación intercultural, por lo que las salas de parto de los hospitales, como el de Yarinacocha, cuentan con ese tipo de servicio, si es más cómodo para la gestante.


MARTHA ZACARIAS

- Anuncio publicitario -pucallsystem

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Leer mas

Recientes