Sobrevivientes del atentado narcoterrorista cuentan lo que realmente ocurrió

Los sobrevivientes del sangriento crimen relataron a un medio medio nacional como ocurrieron los hechos que dejaron al menos 14 muertes, entre ellas dos menores, ante las sanguinarias manos de los narcoterroristas.

Inicio del macabro crimen

Una de los sobrevivientes del crimen, que se encontraba en uno de los bares atacados junto a tres amigos. Informó que se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo cuando se empezó a disparar al frente del bar. “Pensábamos que era una pelea de borrachos, pero disparaban más y más; y la dueña, sus hermanas y yo nos escondimos en un cuarto, que al final lo quemaron”, informó la testigo, quien por seguridad se mantiene en el anonimato. Posteriormente la mujer se escondió debajo de una cama, lugar desde el cual observó cómo asesinaban a la gente. 

Vizcatan

VER TAMBIÉN:Atentado terrorista en bares deja al menos 14 muertos en el VRAEM

Dispararon a matar

La sobreviviente también comentó que los criminales fueron tres personas vestidas de civil, que no advirtieron los disparos, solo dispararon a quemarropa. “No hubo ningún cruce de palabras, por lo menos para decir que nos perdonen la vida. Nada, nada. A los niños, a todos les disparaban. Los que estaban afuera, a todos, a las chicas. Había una chica que se hizo la muerta y se salvó. Con ella al final me encontré en el monte, ambas estábamos heridas”, informó.

Asesino «piadoso»

La testigo informó que eran tres hombres armados, con fusiles en el pecho, vestidos de civil, sin botas. “Eran como gente normal”, aseguró. Asimismo, que cuando estaba a punto de escaparse del lugar hacia el monte, fue descubierta por uno de los criminales. “Aunque sea hiéreme, pero no me mates, no me mates, por favor”, le rogó. El hombre la miró y le dijo: “¿Sabes qué?, por esta vez te voy a salvar la vida”.

VER TAMBIÉN: ¿Qué dice la carta que habrían dejado los terroristas tras el asesinato a 18 personas en el Vraem?

¿Era Sendero Luminoso?

“Eran civiles. No eran policías, no tenían polos negros de Sendero [Luminoso]. Era gente normal, vestidos con ropa a colores. No usaban botas. Dicen que los terroristas dejan su lema, que los terroristas son así y asá, pero no decían nada señor, solo mataban”, señaló la testigo.

Río Ene

El presidente de la Central Asháninka del Río Ene (CARE), Ángel Pedro Valerio señaló que desde hace tiempo los líderes indígenas alertaron el aumento del narcotráfico y el cultivo de coca, recalcando que esto ya no se trata de una guerra ideológica de los remanentes de la facción de Víctor Quispe Palomino en el Vraem, sino del negocio del narcotráfico. “Los remanentes terroristas acompañan y protegen a los cocaleros, y una vez que estos se instalan los primeros se retiran. Los dejan allí instalados. Nos invaden, nos quitan nuestro territorio y allí siembran hoja de coca. El avance es bárbaro”, dijo el líder asháninka. 

INFORMA: TATIANA ZACARIAS

- Anuncio publicitario -pucallsystem

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Leer mas

Recientes