20.2 C
Pucallpa

La Mandrágora en Ucayali

La mandrágora es una planta de la familia hierba mora (solanáceas), tiene la raíz gruesa y muchas veces bifurcada, lo cual le da figura de dos piernas humanas. Esta planta tiene mal olor y fuertes alcaloides, los cuales son usados como narcóticos. La palabra «mandrágora» viene del latín y ésta del griego, tambien es el titulo de una obra literaria de Nicolas Maquiavelo, diplomático, filósofo y teórico político italiano nacido en Florencia el 3 de mayo de 1469 y fallecido en la misma ciudad el 21 de junio de 1527. Estuvo al servicio de la República de Florencia hasta el regreso de la familia de los Médici, cuando fue exiliado. En esta obra de Maquiavelo se aprecia en forma brillante la ironía con que miraba a la sociedad de su época, a la que calificaba de imperfecta y sucia como es considerada actualmente nuestra sociedad a nivel nacional en general y ucayalina en particular.
Fue durante su exilio (Maquiavelo) cuando escribió la mayor parte de sus obras, en especial la más importante de ellas, El Príncipe. Tras ser perdonado por los Médici pudo volver a su ciudad, donde trabajó en diversos oficios (traduciendo a Polibio, por ejemplo) hasta que fue acusado de nuevo, muriendo en la pobreza.
En El Príncipe, una de las obras de teoría política más importantes de la historia, Maquiavelo pone toda su experiencia como diplomático por escrito, hablando de las virtudes y defectos de un buen gobernante en base a sus entrevistas y conocimientos acerca de líderes como César Borgia, Fernando de Aragón o el emperador Maximiliano de Austria.

Como en La Mandrágora y El Principe, hoy en nuestra sociedad persisten aún los aprendices de Maquiavelo, aquellos que interpretando sus enseñanzas tratan de “torcer” la motivación y voluntad de personas y grupos de ellas para conseguir sus decisiones, para ello emplean tecnicas de manipulación, sesgo de información, medias verdades y otras artimañas, muchas de ellas ilegales, difamadoras, especuladoras y de chantaje inclusive. Me remito como prueba a la masiva información que fluye cada segundo por los diferentes medios de expresión como redes sociales, prensa escrita, televisiva, radial, impresa, etc., volumenes gigantescos de información subjetiva (mayormente) que el receptor, es decir el público, ya no sabe como administrala y qué, o a quién creer; el objeto es conseguir un resultado, como el que debe darse en las urnas este seis de junio. Despues del dia “D”, es decir a partir del siete, al dia siguiente de haber entregado el poder popular a un gobierno, la pregunta de cajón es: y ahora, ¿qué viene?

Toda esa “erupción” de información, recomendación, ofrecimientos, asesoría e imposición, así como algarabías del ganador y de los que votaron por él, se esfuma, se acaba la motivación y nace la esperanza de que a partir del “día siguiente” tendremos el nirvana, es decir la liberación de los deseos, el fin del sufrimiento y la llegada de la iluminación según nos refiere el sánscrito, no sé cuanto tiempo durará ese estado que muchos tambien le llaman “luna de miel”, para algunos será (dependiendo quien gane) hasta que se acaben los ahorros de varias generaciones de peruanos depositados en las arcas del erario público, éxtasis de cobrar las promesas de campaña, igualdad para todos, mejores sueldos, ingresos libres a universidades, ya no se pagará impuestos porque la SUNAT pasará a mejor vida, perro muerto a los bancos, banco del pueblo para pagar jubilación justa a todos los viejecitos, etc., etc., es decir, hasta que se acabe la plata, despues que importa porque habrá nueva Constitución y echaremos la culpa de nuestra desgracia a los paises imperialistas y capitalistas, empezará el éxodo (aunque los mas pitonisos ya empezaron) y las mochilas subirán de precio porque se volverá un artículo de primera necesidad (vean a nuestros hrmanos venezolanos en los semáforos de nuestras calles).

Si gana el otro y en cien dias no empieza a entregar lo ofrecido (que es mas factible de hacerlo creo yo), que Diocito se apiade de nuestro querido Perú, ojalá no tenga boca de “virunshero”, pero se nos vendría la noche, no olvidemos que, según las encuestas, tenemos hoy un país polarizado y un Congreso atomizado, ¿quién podrá salvarnos?, ni el chapulin colorado, ¿saldrán los tanques a las calles?, no quiero ser apocalíptico, pero la cosa es seria. Les recuerdo una vez más, que la decisión solo es nuestra, no nos dejemos llevar por esos “llullampas” que ahora te ofrecen hasta a sus hermanas, como decía mi abuelita, “…que les crea Magipo hijito..”, hablamos luego, por siaca voy a lavar mi mochila viajera.

Ulises Saldaña

- Anuncio publicitario -pucallsystem

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Leer mas

Recientes