Los procesos y antecedentes de Daniel Zegarra

0
36

Al promediar las 2:45 de la tarde de este último jueves, fue capturado en un hotel en Lima, el alcalde de la provincia de Padre Abad, Daniel Osiel Zegarra Macuyama; el operativo estuvo a cargo del personal de la División de Investigación de Crimen Organizado-DIVINCO de la Policía Nacional del Perú. Dicha captura se logró con el apoyo de personal de la Dirección General de Inteligencia-DIGIMIN, quienes encontraron al alcalde en el interior del hotel «El Gran Mundo”, ubicado en la Av. República de Chile 354 Jesús María, en la capital del país.
Daniel Zegarra, contaba con una medida restrictiva de la libertad y libre tránsito – Prisión preventiva, por el delito de corrupción de funcionarios- cohecho pasivo propio. Durante su detención se le incautó además la suma de seis mil soles en efectivo, en su mayoría billetes de denominación de 200 soles, así como un teléfono celular.

VER TAMBIÉN:Goreu debe declarar nula la prescripción del fundo Nujan Kani


Fiscalía Anticorrupción apeló
Este lunes 14 de junio se llevó acabo la audiencia de comparecencia con restricciones; recurso que fue presentado por la Fiscalía Anticorrupción, luego de que el alcalde obtuviera su libertad tras ser detenido preliminarmente por 72 horas en la provincia de Padre Abad.
La Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Ucayali, resolvió revocar la comparecencia con restricciones por el de prisión preventiva en contra de Daniel Zegarra, luego de que el fiscal anticorrupción lograra sustentar los tres presupuestos para el recurso de prisión preventiva.
Es decir, el imputado podría evadir la acción a la justicia de acaecer una sentencia desfavorable; por su jerarquía el alcalde podría interferir en la investigación en la obtención de documentación necesaria que se encontraría en la entidad edil; finalmente se hizo ver que la prisión preventiva en el contexto actual resulta ser la más idónea.

VER TAMBIÉN:Ferias sanjuaneras: “Compra lo nuestro” y “De la chacra a la olla”


La Segunda Sala Penal de apelaciones ordenaron se cursen los oficios correspondientes para la captura del alcalde y su posterior internamiento en el establecimiento penitenciario de Pucallpa, ubicado en el kilómetro 12.
Investigación que lo llevó a ser capturado
El alcalde la provincia de Padre Abad es investigado por el delito contra la administración pública en agravio del Estado-cohecho pasivo propio, por el uso de una camioneta alquilada por una proveedora.
En noviembre del 2020, la mencionada proveedora llegó al municipio de Padre Abad para tener conocimiento de las necesidades institucionales y de las próximas fiestas navideñas, llegando a entrevistarse con Daniel Zegarra Macuyama, quien le indicó que para ser proveedora tenía que poner a su disposición un vehículo modelo Pick Up para su uso personal y oficial.
En noviembre del año 2019, el alcalde de esta provincia habría condicionado a un proveedor para la compra de pasajes aéreos con destino a Tumbes para asistir junto a una regidora al “Congreso Ordinario de Alcaldes y Regidores Tumbes 2019”, negociación que habría sido realizada a través del jefe de Logística y el gerente de Desarrollo Económico.

VER TAMBIÉN:Mujeres shipibo-konibo forman parte del Registro Nacional del Artesano


Antecedentes
El pasado 2 de mayo, Daniel Osiel Zegarra Macuyama, quedó en libertad luego de que la juez Clavelito Linda Cuhello Guerra, titular del Juzgado Investigación Preparatoria de la provincia de Padre Abad, mediante resolución número dos resolviera devolverle su libertad, declarando infundado así el requerimiento fiscal de prisión preventiva por siete meses porque la proporcionalidad de la medida de los presupuestos no superaba los cuatro años de prisión, es decir para que el imputado sea investigado en libertad.
Frente a ello, el fiscal Gomer Santos Gutiérrez, titular de la Fiscalía provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios interpuso el recurso de apelación, dicha audiencia se realizó este último lunes, en el que la Segunda Sala Penal de Apelaciones debía resolver si se confirma la comparecencia con restricciones como resolvió la juez Clavelito Linda Cuhello Guerra, o se revoca por el pedido de prisión preventiva por nueve meses.
Dicha decisión quedó al voto, por lo que la decisión que tomen los jueces decidirá si Daniel Zegarra queda o no en libertad, mientras duren las investigaciones en su contra.

VER TAMBIÉN:Puente vuelve a colapsar a menos de dos meses de ser arreglado


Implicado en robo sistemático
Tras la auditoría realizada a la Municipalidad Provincial de Padre Abad, la Contraloría General de la República, encontró responsabilidad en siete funcionarios ediles en el robo sistemático; tres de ellos con responsabilidad penal y 4 con responsabilidad administrativa, entro los que figura el alcalde provincial Daniel Zegarra Macuyama.
Según el informe de auditoría N°004-2021-2-2684-AC “Ejecución presupuestal de enero a julio del 2020, de la fuente de financiamiento recursos por operaciones oficiales de crédito”, no se han adoptado acciones para la custodia y control de los recursos asignados para la reactivación económica y el proyecto de agua potable de Aguaytía, de los cuales 10 millones 275 mil 825 con 82 céntimos fueron transferidos de forma electrónica a favor de 5 empresas que no tenían contrato con la entidad edil, consignándose información no acorde a la verdad en el Sistema Integrado de Administración Financiera- SIAF, ocasionando el incumplimiento de la finalidad del servicio público y un perjuicio económico por dicho monto.

VER TAMBIÉN:Ucayali tendrá que resignarse a otro San Juan en casa


Daniel Osiel Zegarra Macuyama, en su condición de alcalde provisional de la Municipalidad Provincial de Padre Abad, periodo del 1 de febrero al 29 de julio del 2020 tiene responsable penalmente por haber tomado conocimiento un día antes del robo sistemático, es decir previamente al inicio de los registros en el SIAF-cliente con el usuario “Black” en las fases de compromiso, devengado y girado indebido de 10 millones 275 mil 825 soles con 82 céntimos, no realizando ni disponiendo ninguna acción de salvaguardia y control de los recursos económicos.
También por haber mantenido en su cargo de subgerente de Tesorería a Juana María Llanto de la Barra, una de las titulares responsables de las cuentas bancarias, desde el 2 de febrero hasta el 27 de julio del 2020 pese a que sus grados académicos carecían de valor legal a la fecha; en la revisión de su file se evidenció que contaba con un trabajo realizado previo de 4 meses como especialista en Tesorería.

VER TAMBIÉN:Director de Salud informó planes para la sensibilización y vacunación indígena


Posición de la Fiscalía
Actualmente dicha investigación se encuentra en manos de la Fiscalía Anticorrupción, a cargo de Gomer Santos Gutiérrez, quien en conversación, manifestó que “Por la experiencia ya en tres casos que nos vienen sucediendo, hay un común denominador; siempre hay complicidad de la institución con la gente de afuera, porque básicamente para realizar estas operaciones se necesita obtener las claves de los usuarios titulares de las firmas electrónicas que puedan realizar las trasferencias de la municipalidad a otras cuentas de algún proveedor, sin esas claves o se pueden realizar las trasferencias”, sostuvo.
Según explicó Gomer Santos, necesariamente el delincuente que sustrae el dinero bajo esta modalidad tiene que agenciarse de esas claves, entonces muchas veces ponen “topos” dentro de las mismas instituciones o algún informante es quien devela y pasa a estas personas que con ellas empiezan a hacer los procedimientos desde fuera de la institución. “Podríamos remotamente acceder a las fases del SIAF, en este caso una certificación, un compromiso, un devengado, un girado y finalmente las transferencias de banco a banco”, indicó.


SIGRIDT RODRÍGUEZ

Deja un comentario