Caso los «FANTASMAS DE UCAYALI» tendría un giro inusitado

0
34

Pese al escándalo y las afirmaciones hechas por el fiscal Jorge Chávez Cotrina junto al ministro del Interior, un análisis contable en base a la información pública del Ministerio de Economía y Finanzas demuestra que la municipalidad de Yarinacocha no tenía ingresos propios ni presupuesto anual para sustraer 50 millones en dos años. Entonces, ¿qué fue lo que nos contaron al principio?

EL ESCÁNDALO
La DIVIAC (División de Investigación de Casos de Alta Complejidad) de la PNP habría realizado un minucioso seguimiento e investigación en la Municipalidad Distrital de Yarinacocha, habiendo intervenido más de 90 mil llamadas telefónicas, acumulando documentación que supera los mil folios, 25 grabaciones de video y 120 audios acerca de la actuación de una organización criminal en agravio del Estado peruano.
Por ello, un ministro de Estado (Interior), un viceministro (de Orden Interno), el fiscal coordinador de las Fiscalías Especializas contra el Crimen Organizado (Chávez Cotrina, quien fue fiscal de gris paso en Ucayali), una decena de fiscales y más de 100 policías llegó a Pucallpa y en virtud a la Resolución N°. 01 del Expediente 00914-2020-JR-PE-01 firmada por el juez Jenner Ower García Duran, incursionaron a la 1:30 de la madrugada del 25 de febrero del 2021 en las viviendas de 37 personas vinculadas a la gestión municipal de Jerly Díaz Chota en Yarinacocha y procedieron a detenerlas. Luego las trasladaron a un colegio privado alquilado y acondicionado para tal fin, pasando por alto que había más de 70 locales educativos del Estado desocupados en la ciudad.

VER TAMBIÉN:Alcalde de Campoverde: “No soy un alcalde fantasma”


CHAVEZ COTRINA
Horas después, en una conferencia de prensa, de manera enfática y altisonante el fiscal coordinador calificó de “delincuentes” a los detenidos, y que estos habían sustraído 40 millones de soles. Y eso fue ratificado por un vociferante director general de la PNP junto a un ministro del Interior cabizbajo.
Semanas después, por un medio comunicación nacional sostuvo que habían sustraído 50 millones de soles del erario público. Es decir, la cifra subió de acuerdo al escenario.
EXTORSIÓN
A finales de octubre del 2019, cuatro meses antes del mega operativo anticorrupción, la alcaldesa de Yarinacocha, provincia de Coronel Portillo, región Ucayali, denunció a través del diario ABZ que estaba recibiendo llamadas telefónicas y mensajes en las que la amenazaban con un operativo de la DIVIAC en su contra y planteaban un arreglo económico. Se señalaba a una comunicadora social y a su hija, que es policía e integra el mencionado grupo especializado, como el origen de los mensajes que pretendían extorsionarla.
EL PROCESO
Luego del engorroso inicio de proceso, los detenidos fueron conducidos al establecimiento penal de Pucallpa para ser investigados durante 36 meses. Así se inició un papeleo que avanzó hasta el punto de las audiencias para apelar la resolución de internamiento y plantear la comparecencia los días 7,8 y 9 de julio 2021.
De febrero a julio se estableció un pantano de especulaciones y afirmaciones ligeras por espacios televisivos de información en los que se continuaba afirmando la sustracción de 40 millones de soles.

VER TAMBIÉN:Regidores denunciantes convocaron a sesión de concejo


PEDRITO
El primer cuestionamiento que han hecho los abogados defensores durante su intervención en la audiencia de apelación, es señalar que el testimonio del testigo protegido denominado “Pedrito”, no se habría hecho de acuerdo a ley ni cumpliendo lo que establece el Código Penal por lo que “sus aportes y participación” en el proceso que se consideran la columna vertebral, devendrían en nulos. Algo que el Ministerio Público aun no explica.
PERITAJE
De igual manera, los abogados defensores cuestionaron la medida de internamiento penitenciario por cuanto hasta el momento solo se basan en los documentos de la DIVIAC y no se ha hecho un peritaje contable que sustenten las imputaciones.
El abogado Ricardo Torres Gatica reveló a un medio de prensa que “fue irresponsable el fiscal coordinador cuando sostuvo que se había agraviado de las arcas municipales con 40 y luego 50 millones de soles, cuando ya en la audiencia de apelación de la prisión preventiva, el propio fiscal superior César Calderón Moreno aclaró y precisó que no se trata de esos montos, sino que no supera el millón y medio de soles. Y es razón de lo que se determine, que se tiene que investigar si hubo una contratación y gasto de acuerdo a la normativa y si, efectivamente, se cumplió con el objeto materia del requerimiento y la contratación”.

VER TAMBIÉN:Inició vacunación para docentes rurales en Ucayali

Torres Gatica agregó, que “lo que se viene cuestionando en buena cuenta es si el delito que constituye este hecho es peculado o en su defecto es delito de colusión agravada, pero tampoco existe una pericia de parte del Ministerio Público que dé cuenta que se ha efectuado algún perjuicio económico, son simplemente presunciones, conjeturas que tiene el Ministerio Público. Pues la calificación del presunto delito también estaría mal hecha”.
Dijo que “Es natural el rol persecutor del delito y que el Ministerio Público investigue, pero consideramos que toda investigación tiene que ser realizada de manera muy profesional, porque no se debe olvidar que detrás de toda persona procesada hay una familia, una reputación”. Y concluyó indicando que por su parte y junto con un contador público colegiado han elaborado un análisis y un cuadro de flujo y gasto de los años 2019 y 2020, habiéndose encontrado que en el 2019 solo se emitió y realizó una orden de servicios y las demás son del 2020, pero, efectivamente, su sumatoria no alcanza el millón y medio de soles, lo cual desmiente la afirmación inicial que se hizo en el proceso. (Ver cuadro adjunto).

VER TAMBIÉN:¿Qué secuelas psicológicas deja el Covid-19 en los ancianos?


SECRETO A VOCES
Los vacíos, imprecisiones y contradicciones en la investigación de la DIVIAC y la labor del Ministerio Público que conducirían a que las imputaciones se derrumben, es un secreto a voces en los pasillos del Ministerio Público y la Corte Superior de Justicia de Ucayali, pero hasta el momento no se admiten de manera oficial. Junto a eso, corren las especulaciones de que intereses y quienes podrían estar detrás de las denuncias, las detenciones y el proceso en sí. Algo que perjudica la cabal administración de justicia.


HUMBERTO VILLA MACÍAS

Deja un comentario