El alto costo de la pandemia para la salud mental en la población ucayalina

0
8

Un hecho desgarrador sucedió la noche del último lunes, efectivos policiales de Campoverde hallaron a dos niños y una mujer colgados en el interior de su hogar. Los vecinos sentenciaron este suceso culpando a la occisa de haber matado a sus hijos y que para librar responsabilidad se mató también, sin embargo, las investigaciones apenas comienzan.
Esta mañana se registró otro hecho lamentable, donde un joven 20 años fue encontrado ahorcado en un árbol de mango en su huerta, a esto se suma el caso de otro joven de 23 años quien fue encontrado ahorcado en su habitación el último fin de semana. Todos estos hechos ocurrieron en menos de 48 horas, dejando al descubierto el débil trabajo que se viene realizando en la salud mental.
PREOCUPANTE ESTADÍSTICA
Para abordar este tema, sobre los factores que habrían obligado a estas personas a autoeliminarse, hablamos con un especialista en salud mental, Francisco Huanca, quien alarmó diciendo que desde el inicio de la pandemia un número creciente de jóvenes sufre de trastornos mentales, de los 60 pacientes que recibe al mes, 40 sufren de depresión, en su mayoría jóvenes de 20 a 29 años.
“Hoy Ucayali despertó con dos hechos desgarradores, la fotografía de la madre y sus hijos, hay todo un mundo detrás que la fiscalía tendrá que analizar. Para que una madre decida acabar con la vida de sus hijos, que es lo que presumen, tendría que haber un odio tremendo tanto para los menores como para su pareja, se tendría que analizar cómo era la convivencia de la mujer para con sus hijos, si había violencia, insultos, o si ella se quejaba constantemente de ellos, estos flagelos son indicadores que conllevan a este hecho”, dijo.

VER TAMBIÉN:Pese a su discapacidad física Manolo vende rosquillas para sobrevivir


Continúo explicando, “Esta mujer –estoy seguro- que ha tenido muchos problemas en su infancia y adolescencia, seguro el abandono de los padres o maltrato por uno de ellos, esto va generando un rencor en la persona, sumado a ello, los conflictos de pareja, sus hijos eran de diferentes padres, no se conoce como se llevaba con ellos, no se puede condenar a nadie, pero la mente de esta mujer tendría que haber estado fuera de control si en caso se comprueba que ella mató a sus hijos”.
Asimismo, dijo “Todas las personas que recurren a quitarse la vida con una soga es porque lo venían pensando hasta que al fin lo decidieron, porque para amarrar una soga, averiguar cómo se ata y buscar un lugar donde hacerlo, todo eso se planea, todos estos jóvenes han muerto de la misma manera, ya estaban decididos en hacerlo, estoy seguro que muchas noches se habrán dicho –de que vale mi vida-, -no sirvo para nada-, entre otras más frases”.

VER TAMBIÉN:Sedes judiciales de Ucayali reciben constante supervisión


Cuando se le preguntó si la pandemia tenía alguna repercusión en los jóvenes que acaban con su vida, el especialista dijo, “Claro que sí, la pandemia ha transformado nuestro susceptibilidad, estar encerrados mucho tiempo aumentó el número de pacientes con depresión, y estos al salir al mundo, teniendo el desequilibrio dentro, no pueden enfrentar solos este problema, peor aún que la salud mental está muy desvalorada en la actualidad y más en Ucayali”.
Lo primero que se tiene que hacer es quitar de la cabeza a las personas que ir al psicólogo no es importante, no es una pérdida de dinero, no es perder el tiempo, no es para locos, ya que así nos darán el ingreso a sus hogares y a sus vidas y problemas, enfatizó.
“Se tiene que hacer una cruzada, existen como tres centros de salud mental, todos ellos deben unirse y trabajar con la población en general, ir a buscar a ese joven que está llorando en su habitación, a esa joven madre que no sabe qué hacer sola, los psicólogos son los más importantes ahora, la salud mental nos necesita, se solicitará una reunión con la Diresa para trabajar en conjunto”, concluyó.


REDACCIÓN

Deja un comentario