Uta devoró rostro de anciana de San Francisco

0
8

Rosa Ramos Sánchez de 84 años, hace cinco años perdió la mitad del rostro afectada por leishmaniasis, enfermedad tropical conocida como uta. Hoy solo espera cierta mejoría; cada día ella y sus hijos van perdiendo las esperanzas de que algún día pueda curarse.
Corazones con Ímpetu, llegó hasta su vivienda en la comunidad nativa San Francisco, en donde la encontramos sobre una tarima, ya que no tiene colchón y menos una cama. Está al cuidado de su hija, Felia Valera Ramos, la única de sus tres hijos que cuida de ella.
Felia nos narra que todo empezó con la picadura de un mosquito cuando una vez fue a coger casho (marañón), empezó de un puntito y no le dieron importancia. Esa prurito le provocaba comezón y la herida día a día fue creciendo, hasta que se dieron cuenta que ya era muy grande.

VER TAMBIÉN:Niño de 13 años es encontrado decapitado con señales de canibalismo


La llevaron al hospital y les dijeron que se trataba de un cáncer. No la volvieron a llevar hasta entonces, pasaron los años y este mal aumentó, hasta que perdió su ojo derecho y parte de la nariz. Hoy en día, solo la llevan de vez en cuando a alguna clínica u hospital para curar la herida.
Para calmar el dolor la anciana es automedicada. Para hacer más llevadera la vida de Rosa, hace un llamado de ayuda para comprar las pastillas, cremas, gasas y otros implementos para la limpieza de su rostro. Además de víveres para alimentarse y tener mejor calidad de vida.
A ella la podemos encontrar a la entrada de la comunidad nativa San Francisco, lleva en su mente los bonitos recuerdos de cuando realizaba sus bordados, ya que es una de las más antiguas artesanas de su comunidad.


SHIRLEY VELA

Deja un comentario